15/11/17

Todas las escalas modales en do

He observado que los aumnos tienen a veces dificultades para tocar las escalas modales en tonos diferentes a aquellos en los que sólo se utilizan teclas blancas, a saber

DO jónico
RE dórico
MI frigio
FA lidio
SOL mixolidio
LA eolio
SI locrio

Por eso he escrito este post, para que queden claras, por comparación, las características de cada modo, así, en los que tienen tercer mayor, por ejemplo:

Lidio=IV subido un semitono
Mixolidio=VII rebajado un semitono

Os dejo la relación prometida en el título:

Más citas sobre música (III)

La música es el clima de mi alma (Beethoven).

El genio es un noventa y nueve por ciento de trabajo y un uno por ciento de inspiración (Beethoven).

La música debe pintar (Liszt).

Todo aquello que prepara su futuro crea un ritmo (Langer).

La tonalidad ha muerto (Schoenberg).

Schoenberg ha muerto (Boulez).

El corazón es nuestro metrónomo (Nat).

Prefiero el fallo de un grande al acierto de un pequeño (Nat).

El toque es la mirada de los dedos (Nat).

8/11/17

Mi secuenciación y selección de estudios de S. Heller


Son muchísimos y muy interesantes los estudios de Stephen Heller.

Es un compositor que enseña una técnica muy apropiada para abordar el estilo romántico (en el que hay tantísimo repertorio, la gran época del piano o época dorada, como se le ha venido a llamar). 

Las tres "C", Czerny, Cramer y Clementi, son muy interesantes, aunque parecen más destinadas a forjar una técnica más propiamente clásica, para un repertorio muy concreto.

Os invito a probar en vuestras aulas este repertorio de estudios que he trabajado personalmente en mi clase y me ha dado muy buen resultado.

12 años (aprox.):
op. 47: 1 y 15
op. 45: 2
op. 46: 22

7/11/17

Lo más divertido. Anécdotas de pianistas, III

Tocando la III sonata para piano de A. Scriabin se rompió una cuerda del piano, y del susto casi me desconcentro y pierdo mi memoria, aunque no arreglé bastante bien con un gran ritardando improvisado y luego me volví a coger al tempo original.
DANIEL VTE. PALLARÉS

Estaba interpretando el Concierto de Ravel en Sol Mayor. Por desgracia los chicos de utillaje olvidaron bloquear las ruedas del piano...Durante el movimiento segundo el director disfrutó de la parte solista tanto que tumbábamos gratamente la espalda y el piano comenzó a moverse mientras mis brazos se alargaban para seguir tocando, adelanté mi banqueta al piano desesperadamente. Me tomé un tiempo hasta que se dio cuenta de la desgracia que me iba a caer.
RATKO DELORKO

Esta anécdota tiene que ver con mi pasión por el estudio: cuando iba al instituto vivía a unos 10 minutos (corriendo) de mi casa, así que en el recreo me iba corriendo a casa para tocar aunque fuera solo 10 minutos, (recuerdo un pasaje de la sonata de Mozart en Fa M que me encantaba!) y

5/11/17

De inteligencia emocional, II

Como educador tengo claro que es importantísimo, necesario, básico y primordial hacer hincapié en el estudio de las emociones. Será porque soy músico desde que tengo uso de razón, aunque los primeros recuerdos en realidad están anclados en las emociones más intensas (y se afirma que la música coadyuva a equilibrar los hemisferios cerebrales, desarrollando especialmente el derecho, a diferencia de tantas materias que sólo desarrollan el izquierdo, de modo que "producen" una cosmovisión hiper-racionalista).

Supongo que haber prestado tanta atención a detalles tan pequeños, tan variados en el flujo constante del tiempo (las palabras favoritas de mi profesor de piano, un hábil docente que siempre escuchaba, que sabía expresarse, que sabía animar cuando era el caso, que siempre me acompañó y hoy, treinta años después, es uno de mis mejores amigos y casi de la familia, esas palabras, como decía, eran "conciencia" y "sutil") me habrá ayudado a poder conectar con mis emociones, desgranarlas en la medida que he podido, etcétera: pianissimo, piano, mezzo-piano, mezzo-forte, forte, fortissimo, serían correlativos, por ejemplo, de los distintos grados de intensidad de una emoción concreta que sintiera posteriormente. Lo mismo con la duración (por ejemplo, negra, negra con puntillo, blanca, redonda...), del mismo modo los sentimientos, esas "emociones a lo largo del tiempo", o la tímbrica (los "colores de la música", la parte sinestésica), o las alturas, cuyo grado de sutileza o discriminación puede "afinarse cuasi infinitamente, hasta límites tendentes a lo mínimo, al casi cero, a lo infinitesimal... progresivamente pude captar distancias soniras inferiores al semitono, percibir con mayor "conciencia" armónicos superiores (en la naturaleza con menor intensidad progresivamente se "asciende", ¿o debería decir "bucea"?).

1/11/17

Música fúnebre, algunas originales para piano, otras en transcripción


Por supuesto, es una selección. Hay muchísimas más. La muerte ha preocupado tanto como la vida a los compositores.


Heller: Elegía y marcha fúnebre op. 71

Grieg: La muerte de Aase (de la Suite "Peer Gynt", hay infinidad de arreglos, entre ellos a cuatro manos también). Una visión de la muerte plácida y serena como solo Fauré supo igualar.

Mendelssohn: la romanza sin palabras en mi menor, op. 63 núm. .
Chopin: la "celebérrima", en su sonata segunda.