Diario de un profesor de piano, VI - Fluidez

Otro error frecuente: lo que llamo "el tartamudeo". 

Es decir, comenzar leyendo la primera nota de un compás y volverla a tocar, incluso cuando estaba bien ejecutada. 

Es como si hubiese "inseguridad", hacer tres intentos para estar seguro de lo que viene a continuación y se tienen las fuerzas mentales necesarias.


Muchos alumnos/as tienen la sensación mental de que las barras de compás son como separaciones reales de sonido (cuando el sonido suele ser algo continuo, un fluir), como unas especies de cárceles, lo cual hace que en su mente se borre todo lo anterior (la nota última del compás anterior) y comience a prestarse atención "de cero" en el comienzo del siguiente.

Prueba a borrarlas todas (como si tocaras una Gnosienne de Satie), 

prueba a estudiar más lentamente, 

con más atención, 

fijando la vista en más notas por delante de las que estás tocando, 

adelantándola más hacia la derecha, 

prueba a estudiar uniendo las notas comenzando por la mitad de cada compás y terminando en la mitad del siguiente (al contrario que haces habitualmente, ya que "te dejas dominar" por la "ordenación", las separaciones ya dadas en la partitura)...

Mi foto
Musicógrafo influencer. Distinguido en Global Music Awards (EEUU). 1er Premio Concurso Piano Maestro Serrano. Especializado en Falla. Estrena Improvisaciones Albéniz y Granados (Boileau). Revistas: Música y Educación, Allegro, Ad Libitum, Polifonía y ArtsEduca. Coautor: 29 Maneras concebir silencio (Univ. Jaume I), Canto Natural (Bromera). Coord: Los poetas ante la música (Bubok). Autor: Piano Creativo (Rivera), Piano Español (Lulú) y Aprende a Improvisar al Piano (Redbook)