27/10/17

Análisis de obras pianísticas, II

Continuación de la entrada anterior con consejos para el análisis musical.

-Una nota o acorde por sí mismos no significan nada, adquieren su valor por la relación con lo que le rodea, por el contexto. Por ejemplo: un sonido pedal aislado puede transformarse en sensible de la siguiente nota (típico de Beethoven).

-Diferencia las modulaciones de la enfatizaciones

-Señala las diferencias o cambios en el ritmo armónico (número de acordes en relación con la misma proporción de tiempo, solemos medirlo en compases), con las típicas aceleraciones en las codas.

-Ten en cuenta los tipos posibles de escalas menores (armónica, melódica, etc...)

-Identifica las progresiones: unitónicas o modulantes



-Encuentra posibles falsas relaciones cromáticas (voces que resuelven en otras)

-Análisis de cadencias, grado de decisividad, picardas, frigia en finales de movimientos lentos barrocos...

-Usa varios colores

-Recuerda que gran parte de la música compuesta suele articularse por cuadraturas 8+8=16 compases, 32... luego puede haber comienzos de frase en los 9os compases, 17os, etc... 

-Indica en un primer esquema general tono(re M)/compás (17)/tema (A)/grado (I,tónica) para ver las relaciones y tener una visión global.

-Es más frecuente que encuentres I, V y IV (tb. II) que III, VI y VII, si tu análisis tiene más grados modales que tonales es posible que hayas confundido la tonalidad de referencia.

-Analiza como los cangrejos, hacia atrás.