7/10/13

24 Prétudes según Chopin, por G. Fournier, autor invitado

« 24 « Prétudes » según Chopin » para piano son 24 pre-estudios, 24 estudios preparatorios a los de Chopin. Nacieron en mi espíritu cuando descubrí la partitura de los " Estudios para piano " de Liszt, editados por Ferruccio Busoni. El primer volumen de la edición Busoni contiene por supuesto los " Estudios de Ejecución Transcendental " de 1851, pero también propone sus dos versiones precedentes: la 1837, titulada " 12 Grandes Estudios ", y sobre todo la primera versión de juventud de 1826: el " Estudio en 12 ejercicios ", Opus 1.
Liszt fue conocido en efecto por revisar sin cesar sus propias composiciones  y, como Busoni explica en su prefacio, los estudios opus 1, ya llevan en ellas el germen musical e instrumental de los " Grandes Estudios " y de los " Estudios de Ejecución Transcendental ". Para convencerse basta con comparar entre ellas las diferentes versiones del mismo estudio.

Por ejemplo :

Los " Estudios de juventud " opus 1 les permiten no sólo a pianistas de nivel intermediario tocar a Liszt temprano en su progreso musical, sino que también son una preparación excelente a los " Estudios de Ejecución Transcendental ". Tocando este opus 1, nos familiarizamos muy pronto, desde un punto de vista cognitivo y físico, con el sustrato armónico, melódico, rítmico y pianístico de los futuros Estudios, "Grandes" o " de Ejecución Transcendentales ", que tocaremos posiblemente más tarde, y cuyo aprendizaje entonces habrá sido facilitado.
« 24 Prétudes según Chopin » han sido escritos con el mismo fin, para rehacer la apuesta siguiente:

Sin embargo, Chopin no era Liszt, y sus caminos compositivos fueron prácticamente opuestos, pero me pregunté sin embargo a qué se habría parecido un " Estudio en 24 ejercicios, opus 1 " de Chopin, que habría llevado en él todos los gérmenes musicales e instrumentales de los verdaderos " Estudios de Chopin ".
Para hacerlo, intenté resolver el problema siguiente: reducir la dificultad pianística de cada Estudio conservando el gesto musical y la forma de estas obras maestras, es decir, salvaguardando el ritmo armónico de cada Estudio, sin añadir a eso ni suprimir de eso la menor medida. 

Por otro lado, los matices y los pedales de Chopin, en los que hay que privilegiar el espíritu sobre la letra, han sido retranscritos también totalmente escrupulosamente en esta edición.

Por fin, estos « 24 Prétudes según Chopin » no tienen ninguna pretensión, si no es la de abrir una puerta, la del aprendizaje y del trabajo para entrar cual artesano humilde en el campo sagrado de los " Estudios de Chopin ", y la de permitir suavizar la pendiente que llevará hacia estas cumbres. Hay que contemplarlos solamente como un estribo, como el primer paso de un camino largo hacia la maestría.
Guillaume Fournier, professor de piano al Conservatorio de Le Mans (Francia)

Puedes adquirirlos en el siguiente: ENLACE