Instrumentos musicales curiosos: el cuenco tibetano

Inarmónicos por doquier!