25/6/15

Los puristas y puritanos del piano :)

Hoy voy a hablaros de una especie, lamentablemente aún no extinta, de fauna pedagógica del piano. Se trata, generalmente, de profesores (de diversa edad, aunque abundan en la franja de mayores de cincuenta) que opinan que sólo hay una manera de hacer las cosas, y, hete aquí qué gran casualidad (jajaja) que coincide con la suya!! ;) 

Es difícil tratar con personas cuya falta de apertura mental les impide cambiar su óptica, o siquiera vislumbrar otras posibilidades, las realidades del otro lado, esos otros ángulos, que siempre son necesarios porque la realidad es la suma de puntos de vista casi siempre, nunca lo percibido por un sólo individuo. 

Entre este grupúsculo abunda la creencia de que ciertos compositores son ineludibles para entender una determinada estética, hasta el punto de que se forman verdaderos círculos cerrados que idolatran la obra de un autor concreto, como si no hubiera otros contemporáneos que hubieran realizado música de igual o similar calidad. Hablar más de Beethoven (de "su particular y subjetivo concepto de", esto no lo suelen decir) y sólo de él no le convierten en él, ni en su heredero espiritual :)

Como explicaba la fábula infantil, la hormiguita no supo a qué sabía el azúcar, por mucho que se lo explicaron, hasta que la probó. Si te encuentras con ellos, escucha y no discutas pues rara vez habrá apertura para siquiera tratar de entender algo ajeno a su paradigma mental fijado. Toma lo bueno y... a otra cosa mariposa! 

De todos se puede aprender, hasta de los obtusos, cerrados y mitómanos recalcitrantes! Te enseñan sobre todo que en la diversidad está en la riqueza y a veces son, sin quererlo ellos, motores para el aprendizaje, simplemente porque te indican con su pensamiento unívoco que debes explorar las otras realidades si no quieres acabar como ellos. :)

Recuerda, la interpretación al piano es un arte! No se puede pontificar sobre materia subjetiva!