11/8/14

La musica como discurso sonoro

El título del libro de Nikolaus Harnoncourt, el célebre director de orquesta que revolucionó el panorama musical con sus interpretaciones filológicas y al mismo tiempo no carentes de expresión, porque la autenticidad histórica no está en absoluto reñida con la imaginación y el contenido emocional, la fuerza de sentimientos, por mucho que algunos así lo crean, erróneamente.
Un libro donde su inmensa erudición musical se expresa con palabras sencillas, donde hay alardes de síntesis de parcelas que todo músico debería tener clarísimas. Así, son magistrales los capítulos en los que repasa los sistemas de afinación, con ejemplos muy claros, o los distintos significados de los puntos de staccati, (ya acento, ya notas iguales y otros significados que la mayoría de docentes de conservatorio suelen desconocer), o su paseo por la historia de las danzas básicas de la antigüedad... Imposible resumir aquí tantos temas tan profusa y diáfanamente tratados.

Hace una crítica fundamentada y sin miramientos a la educación musical anquilosada en muchos centros de enseñanza, calificándola hasta de grotesca, por aceptar sin poner en cuestión los fundamentos teóricos de hace ciento ochenta años, aunque ahora ya no se entiendan. Dice que nos dirigimos a un hundimiento cultural generalizado y opina que no está bien que nos quedemos de brazos cruzados... Una toma de posición que comparto!

Junto con las obras, entre algunas más, de Dart, Rink, Ferguson, Lang, Day, Lawson y Stowell deviene un libro imprescindible para todo aquel que quiera tener una perspectiva histórica de la música y su interpretación que venga de la mano de alguien que la ha conocido fundamentándola en la práctica más absoluta. Es maravilloso que existan libros con tanto rigor y que condensan tanta experiencia musical!

Disponible en el siguiente Enlace, pulsa AQUÍ.