19/6/14

Falta de respeto musical

A la música y a los músicos. Cada vez más y más variadas.

Alguien, si no todos, pues somos árbitros cada uno en nuestro ámbito, debería sacar "tarjeta roja" ya ante tantos desmanes y reclamar y conseguir lo que es justo para todo un sector cultural, puesto que me consta que todos los "de abajo" están poniendo ya su "granito de arena" para revertir esta situación cada vez más generalizada en nuestro país.

Se falta el respeto de mil maneras a los músicos: cuando pone uno la radio, por ejemplo, a cualquier hora y se oyen interpretaciones completas musicales, ya instrumentales, ya vocales, ya mixtas, y no se cita ni al compositor, ni a la obra, ni al intérprete, cuando es un dato que interesa a las personas con cultura y debería ser el mínimo reconocimiento a la labor esforzada del músico que ha dedicado a veces hasta años al trabajo escrupuloso y serio de estudio de la obra hasta confirmar una versión cuidada muy determinada...

Se falta al respeto cuando los políticos se dan mucha prisa en reformar ciertas leyes y la música se tiene siempre en el mismo cajón, parada, esperando hasta no se sabe cuándo... En Suiza ya es una de las prioridades, pues es un país preparado que sabe valorar los sectores que son su presente y serán su porvenir, lo que les seguirá manteniendo en la cresta de la ola económica europea y mundial... 

Han establecido que la Confederación y los cantones suizos, entes políticos y administrativos sobre los que se constituye el estado nacional, fomentarán la formación musical, centrándose en los niños y los jóvenes. Igualito que aquí, donde se transita en camino totalmente inverso...

Se dan tantas discriminaciones y faltas de respeto en nuestro país hacia la música y sus artífices que a veces, como hoy, sueño encontrarme con el "follonero" y le ruego que haga un programa especial sobre la situación de penuria económica y legislativa en la que nos están sumiendo, como creo que ha habido ya una iniciativa popular en este sentido para pedírselo.

Sólo cuando se visibiliza un problema importante, y este lo es grave pues está lastrando el futuro económico, el pan de los hijos de miles de familias españolas, quizá sólo en ese momento alguien sienta vergüenza ante su inacción y se le pida responsabilidades.

Desde este blog nos sumamos a tantas iniciativas que surgen de los músicos que se ganan honradamente su sustento y luchan por su dignidad y por la continuidad de esta profesión necesaria.

La marca España no es sólo el deporte ni los fastos de algunos, es, sobretodo, los hijo@s de los músicos y de todos los (ex)trabajadores en paro que ya comen de la basura! No se mejora esta marca no enfocando esta imagen real y creciente, sino procurando revertir lo que nos ha llevado hasta esta foto. Y no me importa tanto la marca como lo que hay debajo, el producto "los seres humanos que vivimos e intentamos poder comer"!

Ah, en mi sueño, el "follonero" no me hizo caso. Una pesadilla! Espero que sea sólo eso, un mal sueño, y que pronto se le dé la vuelta a esta tortilla que está quemándose si no está medio negra ya :) En serio!! Si no nos ayudan desde arriba, que parece que no hay voluntad, podremos entre todos!