14/6/14

El mono pianista

Tras ver este simpático vídeo de monos que disfrutan a lo grande con el teclado me viene a la mente nuevamente lo que soy, que creo que somos todos, unos monitos, unos más "monos" que otros...

Los observadores se habrán fijado que en mi bolso siempre hay un monito de peluche colgando. Me recuerda a diario lo efímero de nuestra existencia.

Tener presente que eres una especie de mono desnudo (os recomiendo el libro de mismo nombre de Desmond Morris, que tanta perspectiva os dará) nos hace ser más conscientes de lo que es importante y lo que no:

-dentro de cuarenta años más o menos todo habrá pasado y para mí nada será entonces cuando ya no esté, una vez deje paso a la siguiente generación de monos teclistas que, si conservamos el entorno, pisará con nuevas fuerzas. Espero haber dejado algo más de belleza y conciencia en este planeta simio...

-la fama poco importa, se puede ser totalmente feliz siendo "el último mono" :) Humildad!!

-estando de paso como estamos todos al menos intentaré vivir con intensidad creativa

-los monos, de esencia egoísta según los estudiosos de nuestra esencia, zoólogos, antropólogos, genetistas..., aún así, mostramos lo mejor, nuestras verdaderas "monerías", cuando colaboramos, cuando nos volcamos más en los demás

-la prisa mata, al pianista y al mono :)

-os deseo salud y mucha música, la felicidad está no a la vuelta de la esquina mañana, sino ya entre acorde y acorde!