11/4/14

Un cuestionario de Miriam González sobre creatividad musical respondido por TecleaTeCrea

Miriam González, desde su estudio en EEUU remite estas cuestiones. 
Esperamos sean de su agrado las respuestas 

1. Compones más sobre pedido o a capricho tuyo?

Casi siempre a capricho, cualquier suceso puede inspirarme, creo que todo puede
servir de base para componer si uno está abierto a la imaginación, esa cualidad
que muchos adultos pierden pero que todos los niños poseen, esa curiosidad, esas
ganas de jugar, pues en mi caso es un juego con sonidos, como armar un puzzle
musical, es muy divertido...

Hay que decir que determinados momentos especiales, más pasionales, podríamos 
decir, me llevan a escribir más. Podría decirse que soy "romántico" :)

2. En qué te inspiras para escribir:

a)Haces investigación de campo antes de....por aquello de estilo, estructura (análisis).  
b)Cuando es por gusto propio, en que te basas, ....en algún libro/poema o te creas 
toda una pato-aventura (historia) a la que acorde a la escena, le pones música.
Muy buena pregunta, y muy compleja. Empezaría comentando que si lleva texto suelo
partir del mismo, antes que realizar el camino inverso, es decir, prefiero escribir
un poema o recibirlo y ponerle música a escribir una canción comenzando por su
música y luego ponerle la letra; esto también lo he hecho, pero me parece siempre
más satisfactorio el resultado comenzando por un buen poema (un poema que ya lleve
en sí el germen de la "musicalidad", de su posible paso al "mundo de la música"...)

Me gusta partir de un "polo", de un extremo, y situar los sonidos en uno de estos dos
lugares antagónicos: lo "relajante", los sonidos de armónicos pares (más "dulces),
los suaves, los graves, los largos, los tendentes al silencio frente a
los sonidos que podríamos denominar "tensionantes", como un despertador,
es decir, los de timbre más "metálico", por contener más armónicos impares, los
más agudos, los rápidos, los fuertes... 
Sobre la forma, me gusta partir de esquemas 

armónicos interesantes. De ahí pueden surgir mil melodías maravillosas. 
Partir de una melodía sin armonía también es interesante, pero prefiero el camino 
señalado anteriormente (veo que es común a Beethoven, Falla, Turina, 
según he leído, sin ánimo de compararme)...

3. Compones por tiempos (calculas la cantidad de minutos por escena y 

sobre eso desarrollas el motivo)?
Puedo hacerlo, pero prefiero realizar composiciones "en tiempo real", improvisadas,
a la antigua manera de ir viendo (aunque sea por primera vez) escenas e ir reali-
zando la música.


4. Cómo se escribe una Opera, tipo Fuga a 4,5,6 voces o 

se vale a la manera popular, donde partes de un motivo melódico 
y/o desarrollas una progresión armónica y sobre esa adaptas un motivo???? 
Se puede hacer de ambas maneras, aunque prefiero la segunda, como comenté
anteriormente. La escritura en una textura arcaica, horizontal totalmente, alejada
de los patrones de escucha actuales, me parece fuera de lugar, aunque interesante
para algún momento determinado. Es como pretender seguir escribiendo motetes
isorrítmicos para "degustarlos" en una discoteca. No le vería el sentido. :)


 5. Cuánto tiempo llevas escribiendo???? 
Desde que recuerdo. Mis primeros recuerdos datan de cuando estaba estudiando solfeo
(antes no era "lenguaje musical") y componía cánones por iniciativa propia mientras
caminaba por la playa, iba creando y memorizando melodías que se podían superponer,
tendría unos nueve años... conservo aquella libreta con los cientos de obritas con
mucho cariño...  


6. Qué tanto tiempo te toma culminar toda una obra???? 

Depende, entre cinco minutos y cinco años. En eso me parezco nuevamente a Manuel de
Falla, sin ánimo de compararme, que era capaz de estar puliendo y repuliendo su
creación durante una década hasta estar conforme con el resultado final. Pues aún
no he dado salida a composiciones de hace décadas... Siempre puede mejorarse algo,
sin entrar en el hiperperfeccionismo. Las obras las comparo con "partos", de hecho
siempre las llamé "mis hijos musicales". Algunos partos son dolorosísimos, otros
facilísimos... Y no quieres a unos más que a otros... También me sucede como he oído
contar a Rosen sobre Stravinsky, que una vez "parida" la obra se puede uno olvidar
"de su hijo" con cierta facilidad y no recordar ciertos detalles tiempo después.
Supongo que no soy un mal padre, sino una persona demasiado creativa, imposible
retener todos los aspectos de una composición para toda la vida... No soy un
ordenador :)  


7. Te consideras excéntrico para escribir, ya sabes, necesitas de cierta ambientación para que las ideas fluyan? 

....eres de los que se desconecta del mundo para poderse encontrar y así dejar que la creatividad fluya?
No negaré que viene muy bien esto, aunque no me considero excéntrico; 
aunque busco y deseo la soledad, me encanta estar solo, (también disfruto en compañía
de mis amistades), puedo ser feliz estando "en mi mundo" de sonidos meses y
no necesito rodearme de personas para concentrarme, más bien lo contrario...
Reconozco que se trabaja mejor en silencio total.


 8. Ya lograste desarrollar tu propio estilo, o escribes bajo la influencia de algún compositor o periodo???? 

Por cierto, cuál es tu compositor favorito y por que???? 
Eso quisiera, tener "mi propia fuente" de la que manara agua nueva. Eso es muy
pero que muy difícil, muy pocos lo consiguen, estamos demasiado influidos todos
por la "cultura" musical imperante... Realmente el siglo XIX sigue sonando en
nuestras cabezas a diario, en las canciones que nos cantan nuestros padres desde
que nacemos, siempre tonales, en los anuncios en el supermercado :) Podría decirse
que el Romanticismo es mi periodo favorito, junto con el Nacionalismo. De las nuevas
tendencias me encanta el Nuevo Romanticismo, la Nueva sencillez, llámale New Age,
si quieres... Mis compositores predilectos: Gesualdo, Monteverdi, Bach, Mozart
(especialmente sus tempi lentos), Beethoven, Chopin, Brahms, Verdi, Fauré, Debussy,
Ravel, Takemitsu... Por qué? Habría que extenderse, pero creo que cada uno de estos
"crea su propio mundo sonoro", "son reconocibles", "generan un estilo o lo culminan",
"son geniales"...


9. Escribes para un solo instrumento o también orquestas??? 
Me gustan más las formaciones pequeñas, las camerísticas... No he compuesto mucho
para orquesta o banda. Componer para coro me gustaba mucho, me encantaba en su
momento, ahora menos.

10. En el caso de Música para Orquesta, cuáles son tus criterios al seleccionar los instrumentos? 

Partes de una pieza para piano y luego la orquestas o desde que empiezas ya vas considerando los instrumentos?
.....y pensando en el color de c/u empiezas a desarrollar sus motivos?

Buenísima pregunta, Miriam, como todas las que formulas... Suelo comenzar
directamente pensando en el timbre concreto, no hago guiones en piano que luego
orquesto. Se trata de ser sincero con tu "audición interior", de dejar salir lo
que oyes en tu mente, no de fabricarlo... El color es algo subjetivo... Lo que para
uno puede ser rojo, para otro es azul, es una cualidad muy personal la de atribuir
significados a los timbres... que realmente los tienen, pero son intraducibles tanto
a palabras como a otros lenguajes que no sean el exclusivamente musical, el de los
sonidos puros... Sí, sé que esta respuesta no es nada "romántica" :)


11. Por tu estilo de componer en que categoría entras: 
Romántico, Nacionalista, Contemporáneo, Radical, agresivo 
(cargado de testosterona como algunas de las obras de Hans Zimmer..???) 
La agresividad no me parece buena aliada a la hora de componer... Supongo que mis
hormonas están ahí, influyendo a la hora de seleccionar, aunque sea subconscien-
temente, música... pero... diría que mi estilo es "emocional, sincero, agradable,
enraizado y musical"... Qué difícil hablar de uno mismo... No sé si lo que acabo
de escribir me describe musicalmente. Al menos "yo me siento así" ;)


 12. Tienes alguna Tonalidad preferencial????? 

Excelente cuestión. Esto tenía mucho sentido en las épocas donde cada escala o acorde
tenía un "sabor" diferente debido a los sistemas de afinación pre-temperados. Ahora
realmente parecería una fijación debido a falta de técnica... Concretamente yo lo veo
como un resabio, un resto del pasado, si has tocado o analizado mil obras en fa Mayor
que suenan "pastoriles", "dulces", es normal que sin darte cuenta te dejes llevar
de esa tradición, sin pensarlo, sin ser consciente, y sigas usando esa tonalidad
para ese significado concreto. En mi caso, no sé porqué, adoro do menor (como
Beethoven, sin pretender compararme) y do sostenido menor (como Chopin, íd.). También
me inspira especialmente situarme en mi Mayor, no sabría decirte por qué, y en
mi bemol...


 13. Consideras que al escribir sobre Pedido, basado en un libreto previo, 

éste merma la fluidez de tus motivos musicales? quisiera saber qué pasa con la armonía, 
ésta se limita o de igual manera integras acordes con extensiones????
Aunque estoy abierto a la composición, a dejarme inspirar fácilmente también he
de decirte que pocas cosas me mueven a sentarme, tiene que impactarme algo mucho.
Me encanta escribir sobre peticiones dadas, de hecho, le veo más sentido porque creo
que es más fácil "conectar" con el otro así, empezando por los gustos del que oye
o escucha. Cuando toco en casa solo no le veo tanto sentido que cuando tengo público,
prefiero que lo haya para que el acto musical tenga verdadera razón, (sea comunica-
tivo)... El público es un dador nato de ideas musicales maravillosas, sólo que
suele costar romper el hielo... Un libreto siempre es un reto, una aventura, un
rompecabezas que me hace disfrutar, sea como sea... No creo que ningún conjunto de
palabras pueda limitar mis opciones armónicas. No se trata de "meter con calzador"
un conjunto de armonías dadas sobre un texto dado, en absoluto. Se trata de crear
un nuevo conglomerado de relaciones armónicas en función del "aroma", del "olor",
perdona que te hable con sinestesias, pero es muy difícil describir el momento
inicial del cual parte todo, la idea germinal, la "chispa"... :) Otro tema intere-
sante es la densidad, el número de voces de los acordes, puede surgir todo "de una",
siempre me mantengo dentro de los límites de las 6 ó 7 voces, no suelo excederlo,
porque considero que se hace muy difícil de disfrutar por el público, por demasiado
complejo... Quiero que mi música llegue al corazón igual que al intelecto. No
desprecio ninguno de estos dos órganos. Para eso primero tiene que llegar "a la
oreja", es decir, ser sensual... :)

Muchas gracias por tus interesantísimas cuestiones, Miriam. Supongo que si las respondo dentro de diez años mis respuestas serán muy diferentes :) Agustín Manuel Martínez@TecleaTeCrea