3/11/13

Poema a Robert Schumann, por Agustín Manuel Martínez



Puntual y fiero, contradictorio
cuerdo eterno nadando en fantasía.
(¿Cuándo se marcó la distancia obscura
entre la lucidez y la locura?)

Comprendiste que se puede ser y no ser
y lo proclamaste al viento iluso;
hubiese valido más la pena
cantar callado, despojar de contenido

tu música pura y celeste, sin duda,
exactos trozos de pluma y cincel
monumental, íntimo, grande y frágil.

¿Comprendes ahora, amigo y compañero,
por qué contigo y de ti, amigo inmortal,
se ríen Eusebius y Florestán?