26/11/13

Cómo quieres ser juzgado en tu vida musical?

  
despacito y con buena letra!
Hay dos concepciones de concursos musicales:

1. Intentan ser "serios": los concursantes participan por orden alfabético, tocan o cantan sobre un programa determinado, con obras comunes a todos, o al menos estilos u obras de determinados cuadernos prefijados, para favorecer la comparativa, y un jurado profesional, con expertos en la materia y conocimiento de la música (que pueden dar razones justificadas de sus juicios, como criterios musicales: afinación, tempo, ejecución, agógica, dinámica, vibrato, timbre, acentuación, medida, etc...). Digamos que sería un concurso tendente a la "objetividad"

2. No tan serios. Los menos objetivos. "Compites" contra otra persona después de haber contado parte de tu vida sentimental. Es un espectáculo y se rige por criterios televisivos, como si "das carnaza o no", tu forma de vestir, si la canción es lenta irás en un lugar determinado del programa en función de criterios de audiencia. Si escoges una canción fácil dirán que era demasiado fácil, si difícil, viceversa, al no haber "programa" de obras de concurso.

Entre estos dos modelos extremos hay todo tipo de concursos intermedios. Todo es relativo en el sentido de que para hallar tu éxito no debes pasar por ninguno de ellos y tu valía no dependerá exclusivamente de lo que opine subjetivamente un miembro de un jurado o un jurado con gustos que pueden diferir del gusto de una mayoría que después pueda comprar masivamente tu música, sea del ámbito que sea, clásica o moderna.

Lo que cuenta es si al final estás haciendo lo que te gusta o no y ganándote el pan con la música, no si has ganado muchos concursos. Hay muchos ganadores de decenas de concursos amargad@s, con el ego altísimo, pero en su interior no sienten felicidad. No hay ningún ser humano feliz en el cementerio. En tu día a día decide si quieres pasar por un concurso-show para ser monito de feria de otros, un producto efímero diseñado desde arriba o una persona íntegra que no necesita demostrar su valía musical en determinados ámbitos vendiendo su alma al demonio :)