24/12/12

Otro poco de historia al año no hace daño: notas sobre estética del barroco, II

En esta época de monarquías absolutas, de reyessoles :), se van a romper algunos cánones anteriores, se va a valorar la inspiración, la subjetividad del compositor. Quizá por eso nace la "pintura del sonido" o "tonmanlerei", es una época de gran intención descriptiva por parte de los compositores (querían o pretendían asimilar un medio con otro, el sonido con la imagen).

Los tópicos de aquella época son muy diferentes de las inmediatamente colindantes, Renacimiento y Clasicismo. Oímos hablar mucho de la locura del mundo, de la vida como un laberinto, del tiempo (de una manera quasi obsesionante) y de la fortuna.

En un plano más musical hay que celebrar que aparece el acorde de cuatro sonidos (toda una bomba para los oyentes del 1600). Monteverdi! El mismo tipo de bomba que unos doscientos años después supondrá un acorde quintíada de dominante. Beethoven!! Ídem cien años después sextíada. Skriabine!!! Por favor, no hagan acordes de 78974875847 notas superpuestas ahora, no hace falta saturar tanto un sistema perceptivo que ya no puede prestar ninguna atención a experimentos fuera del campo de la psicología pura y dura de la audición :)

La dinámica habitual era la llamada "por terrazas" (zonas de piano, zonas de fuerte, como en los conciertos con un solista o pequeño grupo y un conjunto orquestal, también llamados ripieno y tutti). Posteriormente al Barroco la dinámica empezará a ser "por pendientes" (escuela de Manheim, Graun...)

Las formas nuevas que nacen, las puramente instrumentales versus al Renacimiento, época en que estaban ligadas a lo vocal. Ahora las formas estarán pensadas "desde" el instrumento, no serán refuerzos de la voz. Ejemplos: el preludio, la toccata, las danzas, muchísimas miniaturas descriptivas (Rameau, Lully, Couperin...)

Y nace la ópera. Caccini, Peri y el Orfeo de Monteverdi, en torno a la camerata del conde Bardi. Comienza la llamada "edad moderna". El acorde, un nuevo concepto vertical (que tan bien estudiaría el anteriormente citado Rameau en su tratado de armonía, nuevo concepto, frente a la modalidad renacentista). Sigue habiendo una textura no tan simple como en clasicismo, sigue habiendo polifonía contrapuntística, pero ahora parece que ya se piensa un poco menos en lo horizontal que en épocas anteriores. Mersenne escribió que el acorde perfecto es reflejo de la trinidad. Anteriormente hubieran dicho algo parecido pero de un modo o escala concretos.

Terminaré con unas ideas de Dubos: se consideraba el arte en el Barroco como una forma de mantener la mente activa de un modo seguro, no perjudicial, produce placer el modo de imitar los objetos no sonoros, la música instrumental debe reflejar los sentimientos humanos.

Tampoco hemos cambiado tanto, verdad? Los gobiernos siguen pretendiendo que la música sea como un entretenimiento para adormecer un poco al pueblo y que no cuestione tantas cosas cuestionables. Como esos fuegos artificiales que "administran" a los comunes cada x tiempo...

Para eso sirve conocer un poco de historia: para ver el presente con otros ojos, con unas gafas menos empañadas!