29/10/12

L@s poetas ante la música

Marcelo Díaz García

   Un escultor y poeta pleno de musicalidad y sensibilidad que quiero mucho porque está siempre atento a escucharme igual que a mí me encanta oírle. Tenemos una amistad cimentada desde hace más de una década no sólo con poesía y palabras, sino con hechos y encuentros. Os dejo el último poema de su libro "Lindario", el más musical de la colección cuya dedicatoria reza así el 21-XI-2000:

"A Agustín, con la alegría de esta amistad que empieza, mi amistad y mi gratitud".

Como ves, Marcelo, la amistad perdura y perdurará...

XXXV

En la noche abriste esa ventana que mira a la única llanura que
siembra los besos en el agua.
     Ya cantaba el mar en los músculos
     tensando la armonía de una sangre
     viajera en esas heredades
                                                      que no tienen memoria.
                                                                                                   Sólo
esos caminos, dejados por los vuelos del arcángel, eran recorridos
exprimiendo mis huecos de instantes oferentes.
                                                 Sí, salivas de violines traspasaban tu piel
para irse peregrinas por sudores y músculos.
                                                                     Ponías a mecer tu existencia.
                                                                     Sólo esa yema de un tiempo,
que acogía el amor sobre tu duna amanecida a mis palabras recién
hechas, aún inacabadas desde el brote del verbo.
                                     La palabra vida,
                                     trémulo derrame
                                     emergido blanco a tu roce que vino a encontrarme.
              Corría ecuestre la emoción sobre el fin de la vida.
              Allí empezaba la nada en la cima que mostraba el infinito.
              Tú, ya estela en tu carne misma.
              Cúmulo de un mundo en tu punto.


               Aquí el lindario fecundado de mis ojos.


Con un tiempo de vencejos blancos ya me abrías en ti la mañana.


Os dejo también un texto sobre su escultura "La radio" (al costado del Teatro Principal de la capital de La Plana) que aparece en su blog

http://versos-esculpidos.blogspot.com.es

Una escultura que representa, obviamente desde la subjetividad del artista, la radio como ser o entidad desde la que se establece una comunicación de unos con otros. En la escultura se puede ver un cuerpo central en forma de puerta de arco de medio punto, pero que puede ser también un instrumento musical antiguo o un receptor de radio atravesado por cuatro barras de metal dorado a modo de cuerdas, pautas o caminos por los que sale el mensaje. Estas barras salen finalmente del cuerpo central y por ello se expanden notas, sonidos, voces… en forma de arco u ondas. La escultura está realizada en hormigón encofrado y… es una buena bienvenida al viandante que circule por la fachada posterior del Teatro Principal.