26/8/12

¿¿Estúpido o estupendo??

Cuando vemos un vídeo como éste nos reimos mucho:
Realmente, las confusiones, las equivocaciones sin mala intención nos hacen reir, como cuando vemos a alguien caerse. Nuestra primera reacción es: "qué torpe" (una reacción instintiva nada altruista, muy egoísta; quizá nos reímos porque nos sentimos seguros, a salvo, como el niño que cae y no le duele el culete, frente a quien tropezó estrepitósamente con la piel de plátano).

Sin embargo, equivocarse es el primer paso en el camino de acertar. De hecho hay que agradecer ser consciente de los errores. Errar nos humaniza, es una oportunidad a agradecer para dotarnos de mayor autoconciencia. Ya lo dice el adagio latino: ERRARE HUMANUM EST (errar es de humanos). Si Edison no se hubiera equivocado cientos de veces no hubiera estado cada vez más cerca de su logro (la bombilla entre muchos otros). Por eso considero algo grande escuchar la frase "lo siento, me he equivocado"  -o confundido- (hace poco la oímos en boca de un Rey), muy diferente a la disculpa -por un mal provocado intencionadamente-.

Muy, muy, muy pocas veces se oyen esas cinco palabras seguidas, y es sano decirlas, provoca paz y felicidad en quien las pronuncia convencido/a; a veces, ciertas personas incluso son capaces de buscar mil justificaciones (sin fin), muchas peregrinas, antes que reconocer un error, aunque sea leve. Creo que es porque han recibido una educación excesivamente estricta que les haría sentir ridículos/as o inferiores...

Uno de mis propósitos como profesor es lograr que un alumno/a que se equivoca al pulsar x tecla que no correspondía esboce una sonrisa real, sana... No pasa nada en principio por equivocarse si uno es consciente. Esto se logra haciendo bromas las primeras veces que se fallan ciertas notas, de modo que se asocie a algo normal y natural, incluso divertido, provechoso y no a algo "calamitoso, desastroso", etc... que haga bajar la autoestima a los alumnos/as por algo que va a ser consustancial del proceso educativo.

Pues bien, hace poco ha surgido una polémica respecto de una equivocación supuestamente bienintencionada (las intenciones se pueden manifestar exteriormente pero de ellas no tenemos nunca la total seguridad de lo que hay dentro de la mente: los hechos sí "cantan":)

Opino que España debe ser algo más que la imagen o marca de la "chapuza", del trabajo mal hecho, del bodrio, de la birria, de la bazofia, del atropello al patrimonio artístico continuo sin consecuencias. El trabajo sacrificado y de calidad debe ser recompensado. Italia la asociamos al diseño, Alemania a la calidad, Japón a la tecnología etc... y estos elementos llamados "intangibles", como son también la innovación o la creatividad, son los que dejan huella mental en los que se acercan a este país. Estamos dando una imagen mundial de lo que somos: un país divertido (pero poco serio), un país que no vigila ni cuida convenientemente sus producciones artísticas, un país que grava la cultura y que parece que sólo quiera dejar a las generaciones venideras fútbol y toros, básicamente, o como se decía antiguamente, un país "de pandereta", de pan y circo... Opio para el pueblo. Y "vuelva vd. mañana" y reclame a los no recortados asesores de los no recortados políticos, seguro que le escucharán con mucho interés... (emoticono de ironía)...

¿¿Qué harían conmigo si viviese en Francia, descubriese una partitura inédita de Debussy (salvando las distancias en las comparaciones, que admito que pueden ser odiosas) y la alterase a mi antojo borrando el original y destruyéndolo (es decir, que sólo tuviesen acceso a mi obra y no a la obra "original")?? Estoy seguro que cualquier cosa antes que aplaudirme.

Me parece bien que ciertas equivocaciones supuestamente bienintencionadas despierten la lógica simpatía, pero si yo fuera el autor de la obra artística original me gustaría que se respetase mi trabajo al igual que a todo el mundo le gusta que se consideren sus logros.

Si queremos reirnos oigamos como Mozart en esta "broma musical" escribe a propósito notas "desafinadas", entradas a destiempo, formas sin sentido, etc... Algo mal hecho A PROPÓSITO. Pero que nadie confunda lo EstúpIdo con lo estupENdo, son palabras parecidas sonológicamente pero de opuesto significado. Mientras sigamos congratulándonos con lo estúpido y despreciando o no apreciando lo estupendo seguiremos en este particular "camino de cabras" que lleva nuestra nación y... así nos va! ;)