9/6/12

DLCAP con los creadores musicales del momento: Entrevista a Alejandro Escuder sobre el estreno de "Reflections"

Hace menos de 24 horas tuve la oportunidad de asistir a un concierto en la sala de audiciones (aquella pintada de negro por todos lados, incluyendo suelo y techo, escenario que impacta por la serenidad y sobriedad que transmite, favoreciendo, a mi juicio, la concentración necesaria del asistente a este tipo de eventos) del Espai d´Art Contemporani de Castelló (en la imagen) en el cual se estrenaron obras a cargo del Departamento de Tecnología musical del Conservatorio de la misma ciudad. Los compositores, allí presentes, operando todos la parte electrónica fueron, por orden de programa, Aitor Llimerá, Sergi Guasch, Alejandro Escuder, Hugo  Chinesta, Damián Sánchez, José Carlos Villena, Julio Domingo, Manolo Cubero y Joan S. Mont. Quiero felicitar a todos por sus interesantes composiciones (se me hizo corto el concierto: muy buena señal, no?:) En especial me parecieron sobremanera impactantes las obras Estudi núm. 1 para oboe y electrónica, Reflections, Llanto, aCorda, Espiral y Passeig per València.

Pudimos escuchar en este concierto con cuadrafonía (cuatro altavoces dispuestos en las cuatro esquinas de la sala de audiciones de modo que el oyente pueda disfrutar de efectos "espaciales", de sensaciones de sonidos "en movimiento", no hay que olvidar que prácticamente uno de nuestros primeros aprendizajes como seres humanos -y por ende, una de nuestras primeras emociones- consiste en percibir el sonido y mirar hacia el lado de donde proviene, fruto de que nuestro organismo está preparado para discriminar la pequeña diferencia que supone que una onda sonora impacte un poco antes en un oído que en otro o con una diferencia mínima de intensidad, según la situación de la fuente sonora, asimétrica respecto a nosotros en algunos momentos) muchos efectos singulares, mucha creatividad sonora en acción, por lo cual felicito a todos los compositores así como a los intérpretes de tantos instrumentos que se prestaron a colaborar en el estreno, como Sergi Guasch al piano, Manuel Medina a la Trompeta, Elena Biosca al clarinete, Javier Berbis a la flauta, Fernando Conde al violoncello Ausias Garrigos al clarinete, Javier Santes, recitador y Joan S. Mont al bombardino. Para todos ellos mi enhorabuena por su seria, musical y comunicativa interpretación.

Os dejo la entrevista que realicé a Alejandro Escuder con motivo del estreno reseñado en el título.

P: Cuánto tiempo te ha llevado componer Reflections?
R: Unos dos meses. Es una pieza corta, de alrededor de 3'30'' para flauta y electrónica. Digamos que más o menos la partitura de flauta me ha costado escribirla un mes, y configurar la electrónica otro tanto. Aunque ambas partes han estado en revisión constante por su conexión.

P: Cuál es su forma?
R: Su forma podría definirse como un A-B | C (que es una mezcla de A y B variados). Hay una presentación de un motivo de la flauta que se va desarrollando por partes e introduciendo gradualmente elementos nuevos pero sin perder la identidad, el motivo A; y pasa algo similar con el B. Luego en la parte C se yuxtaponen células de ambos temas mientras se introducen con la electrónica por debajo elementos de la primera parte ya conocidos, y ve generando gradualmente cada vez más tensión mediante un aumento de dinámica y adición de elementos superpuestos con la electrónica hasta llegar al clímax, prácticamente al final.
P: Qué función cumple la electrónica?
R: La electrónica tiene un papel fundamental en la obra...

P: Qué grado de dificultad crees que tiene?
R: La electrónica no supone un grado muy difícil de programar para los más expertos. En cambio para la flauta sí que exige un nivel alto. Tiene series de notas y cambios de posiciones rápidos, medidas irregulares... y efectos como armónicos, tongue ram, jet whistle, pizzicato de tecla... Estos últimos son poco frecuentes trabajarlos en el grado medio, y en el grado superior incluso si se trabaja un repertorio contemporáneo.

P: Qué quisiste aportar con ella?
R: Realmente como parte de la carrera muchas veces sin poder evitarlo lo tomas en parte como ejercicio compositivo y sobre todo de experimentación en el campo de la electroacústica. Pero luego uno siempre busca intentar crear algo interesante, algo que no hayas hecho antes. Realmente la mayor aportación es para uno mismo con la experiencia que resulta de componer algo diferente a lo que estás acostumbrado. Creo que ese es el primer paso, y luego a partir de ahí intentar trasmitir esas mismas inquietudes que te han llevado a componer la obra al público, pero eso al principio es difícil, creo que se va ganando con la experiencia.

P:  Alejandro, en qué te inspiraste, si es que te inspiraste en algo extramusical?
R: La obra se llama "Reflections" porque me inspiré en el pensamiento de cuando ves algo reflejado en un espejo. Parece lo mismo, pero en realidad está visto al revés. Entonces me surgió la idea de que los sonidos que conocemos, pueden resultarnos muy diferentes al escucharlos al revés, o a distintas velocidades. Tanto es así que hasta a veces se vuelven poco reconocibles, y eso es muy curioso, porque en realidad todo está ahí, dentro del sonido original, tú no inventas nada nuevo, pero sí que suena algo diferente o novedoso.

R: La oyes ahora diferente a cuando la escuchaste por primera vez en tu interior?
P: Pues la verdad es que felizmente sonó bastante parecido a lo que me había imaginado.

P: Qué opiniones has recabado de los que la escucharon en su estreno?
R: Pues la verdad es que dos o tres personas ajenas a mis compañeros compositores e intérpretes sí se me acercaron y tuvieron interés en conocer cómo había hecho todos esos efectos, en qué asignatura del conservatorio

P: Estás orgulloso de ella?
R: Por una parte sí, porque me he visto capaz de componer algo distinto a lo que habitúo, pero por otra tampoco siento que es una de las obras de las que me enorgullezco ni me enorgulleceré, probablemente porque es todavía muy poco madura. Pero bueno, es un paso más en la difícil y dura vida musical de un compositor, y eso es positivo.

P: Qué opinas de la música contemporánea, Alejandro?
R: Es una pregunta que podría escribir páginas y páginas respondiendo. Resumidamente voy a decir que, a mi parecer, cada vez se está alejando más del público corriente (ya hace años de esto) y siendo creada y escuchada cada vez para unos pocos que les gusta. El problema también es que hay mucha música mala, y eso pues no ayuda a que al oyente le entre el "gusanillo" de esta música. Para mí lo ideal y lo que busco es llegar al público, ya sea emocionalmente, o con una idea o mensaje, si puede ser con algo nuevo mejor, pero que no por querer hacer algo tan sumamente complejo la mayor parte de la gente no sea capaz de asimilarlo. Disponemos ahora mismo de muchísimos medios, y creo que cada uno es libre de escoger cuáles quiere usar, y luego ver cómo y para qué quiere usarlos.

P: Crees que está cambiando el rol del compositor en la sociedad actual?
R: Depende del compositor. Uno debe decidir a qué quiere deberse, si a una aportación novedosa, o una aportación emocional al público, o simplemente componer lo que le de la gana y que la interprete y la escuche quien quiera (estos son los menos creo). Yo creo que actualmente hay compositores de todo, es la grandeza de este mundo, y hay mucho donde elegir, el problema es que claro, en los libros, escritos muchas veces por musicólogos, sólo aparecen aquellos que para bien o para mal, innovan, ya sea una obra maestra o un arrebato de locura. Pero no opino que esté cambiando el rol del compositor, pues cada uno hoy en día puede escoger en qué rol meterse.

P: Hacia dónde quieres dirigirte como creador?
R: Bueno, antes he respondido un poco de ello, pero digamos que mi objetivo a día de hoy es simplemente que mi música se escuche, y luego supongo que si gusta tendrá más difusión. pero eso es todavía pronto para pensarlo, debo ir paso a paso. Lo que tengo claro es que mi mayor deseo, aunque muy complicado, es lograr con una, dos o el mayor número posible de personas, lo que han logrado conmigo los grandes compositores: disfrutar de la música.

P: ¿Tienes algún estreno programado próximamente?
R: Este año he tenido la suerte de que me ha sido encargada la obra obligada para la 4ª sección del Certamen provincial de Bandas de la Diputació de Castelló del año que viene, y supongo que se estrenará entre febrero o marzo de 2013, previamente al certamen. Por esa parte estoy muy contento. A parte algún director de orquesta y banda a los que he mostrado alguna de mis obras me ha mostrado su interés en programar alguna obra mía como mi poema sinfónico "Superb!" o mi concierto para viola y orquesta de cuerdas para la temporada que viene, pero aún quedan flecos por ultimar.

P: A parte de estos estrenos, ¿algún proyecto interesante en marcha o en mente?
R: Sí, algún proyecto hay. Durante esta temporada compuse mi primera Banda Sonora para el cortometraje Escapar, y estoy pendiente de una segunda. La música para cine es algo que me atrae y a la vez para lo que siento que tengo un pequeño don para adecuar música a imagen. Pero eso no es ahora lo prioritario. Lo prioritario para mí este verano va a ser componer mi primera sinfonía (o intentarlo jaja) y una pieza para piano sólo en vistas a un concurso de composición para piano de este año. Sé que será muy difícil ganar pero mi visión es que al menos es una gran motivación para intentar realizar un gran trabajo que aunque no sea premiado, sea al menos muy válido y aprovechable para un futuro.

Para terminar quería dar las gracias a Agustín Martínez, a quien guardo un especial afecto, por darme esta oportunidad de expresar mis ideas e inquietudes y de mostrarme a su cada vez más numeroso club de fans de su blog (muy interesante por cierto). Felicidades por el blog y por tu labor de difusión de la pedagogía, de la improvisación y de muchas curiosidades de la música en general, Agustín.

DLCAP: Es un placer, conversar contigo, Alejandro. Mucha suerte en tu devenir musical y gracias a ti!
 
(Durante el concierto en algunas intervenciones se proyectó una imagen similar a la superior)