11/3/18

Beneficios del mindfulness en los músicos, por Laura Martínez, psicóloga


En los últimos tiempos, en este mundo lleno de estrés, se escuchan cada vez con más frecuencia y en contextos más diversos los términos “mindfulness”, “atención consciente” o “atención plena”.

La práctica del Mindfulness proviene de la meditación, concretamente de la denominada meditación vipassana, la cual se desvincula de las creencias religiosas, y se centra en la mejora de la calidad de vida de la persona. El Mindfulness se basa en poner nuestra atención en el presente, de una manera consciente y sin juzgar aquello que pensamos o sentimos.

Nuestra mente está en continuo movimiento, y esos pensamientos respecto a nuestro pasado y nuestro futuro son los que nos llevan en muchas ocasiones a una batalla con nosotros mismos, impidiéndonos disfrutar de aquello que estamos haciendo.

¿Te resulta familiar? 

Quizá te hayas visto en más de una ocasión frente al público, con una sensación de pánico recorriendo todo tu cuerpo. O quizá al bajarte del escenario te hayas dado cuenta de que la sensación de disfrute que experimentas cuando practicas solo/a en tu casa, en el escenario ha desaparecido por completo. Quizá incluso, ni siquiera seas muy consciente de lo que ha pasado mientras estabas sobre las tablas.

Lo que pasa en estas situaciones, es que tu atención es presa de tus pensamientos. De manera inconsciente tus pensamientos han tomado el control, y cuando los pensamientos negativos toman el control, sientes ansiedad, y esa ansiedad te lleva a no disfrutar del momento, y en muchas ocasiones también a cometer errores en tu interpretación.

Con la práctica del Mindfulness aprendemos, de manera gradual, a centrar nuestra atención en aquello que tenemos entre manos, sin reaccionar de manera impulsiva ante nuestros pensamientos o sentimientos.

¿Qué beneficios tiene este entrenamiento sobre la práctica musical?

En primer lugar, favorece la relajación muscular, impidiendo tensiones innecesarias que puedan llevarte a experimentar dolor o a sufrir una lesión. Con la práctica del Mindfulness serás más consiente de tu cuerpo, de las tensiones que ocurren en él, y tendrás más capacidad de relajar esas tensiones. Un cuerpo relajado es un cuerpo más sano.

¿Imaginas tener una mayor facilidad para estar concentrado al cien por cien mientras practicas? Practicar Midfulness te ayudará a llevar a cabo una práctica más eficaz, porque aprenderás a dirigir tu atención al lugar donde quieres ponerla, evitando distractores externos e internos. Tus sesiones de ensayo y práctica serán por lo tanto mucho más productivas y no necesitarás realizar tantas repeticiones de un mismo fragmento para conseguir la calidad que te propones.

Por último, el Mindfulness es el mejor aliado contra el miedo escénico. Independientemente de si te sientes totalmente incapaz de pisar un escenario o si lo que experimentas es una sensación de no haber estado allí cuando la actuación ha terminado. Practicar Mindfulness te ayudará a disfrutar de tu música, a prestar atención al sonido y a fluir sobre el escenario.

¿Necesitas más razones?

Te diré entonces que además de todo esto, la práctica del Mindfulness tiene la capacidad de transformar tu vida cotidiana, haciendo que no solamente crezcas en el plano musical, sino también en todas las esferas de tu vida profesional y personal.

Por Laura Martínez, psicóloga, SerMuPsico

Más contenidos en
*Página: Vocal Center:
*Grupo: