3/9/17

David Leiva: me encanta la simbiosis de estilos musicales

David Leiva
¿Cómo definiría en pocas palabras lo que siente hacia la música y más en concreto, hacia su guitarra?
La música es para mí el camino a la felicidad y la guitarra sería mi transporte.

¿En qué medida cree necesaria la especialización en pedagogía musical para un profesor?
Fundamental, para dedicarse a la enseñanza no sólo sirve la experiencia como concertista o intérprete. Puedes ser buen músico… pero para enseñar necesitas herramientas. Si no sabes enseñar, el que se perjudica principalmente es el alumno, pueden tener fracasos y en ocasiones abandonan la música. Entiendo que muchos artistas a falta de trabajo se vayan a la enseñanza para dar clases y piensen que con su experiencia ya les vale, pues creo que es un error. Tienes que ser para los alumnos una guía, un padre, un amigo… aspectos psicológicos muy importantes para enseñarles un buen camino dentro del ámbito musical e incluso en la propia vida y no sólo ser un profesor que enseña técnica y obras. Por eso creo que hay que aprender a enseñar para ejercer esta especialidad.

¿Cómo es su vida musical actualmente?
Actualmente estoy en varias ramas. Sigo creando material didáctico como los libros oficiales de Paco de Lucía, ahora saldrá el libro del disco de Luzía, también estoy elaborando metodologías de guitarra flamenca en DVD y libros con Cd, estoy componiendo piezas para mi segundo disco, con un programador estamos elaborando una app muy interesante. Actualmente soy director y profesor de Institut Flamenco de Barcelona y llevo la coordinación del área de flamenco y profesor en el Taller de Músics. Tengo por suerte mucho trabajo y me gustaría retomar pronto los conciertos.

¿De qué publicaciones suyas se siente más orgulloso con el paso del tiempo?
De todas, son como hijos. No sabría que decirte… a todas les tengo mucho cariño. Las metodologías de acompañamiento al cante fueron mi debut en esta rama del flamenco y han sido de gran ayuda para muchos músicos y pedagogos. Las de guitarra flamenca son muy útiles para dar clases y algunas escuelas y conservatorios lo tienen como guía y eso me orgullece mucho. Las transcripciones de Camarón, Enrique Morente y Paco de Lucía son como tesoros para el flamenco en partitura. Poder transcribir a tus ídolos es un sueño para cualquier músico y yo he tenido esta gran suerte. Tener mi granito de arena en la evolución del flamenco es para sentirse orgulloso.

Sus arreglos musicales se distinguen por la profesionalidad, claridad, exactitud y riqueza al mismo tiempo que por su fácil lectura, ¿cuál es el proceso que lleva a cabo para realizarlos?

Siempre he pensado que la lectura tiene que ser clara, directa y fácil. Tengo mis pautas y recursos que he ido aprendiendo sobre la marcha. De mi primera publicación a la última hay muchas diferencias a la hora de elaboración, al principio me costaba bastante la edición de partituras, audio, etc. Con el tiempo y mucha práctica he llegado a un buen nivel a la hora de desarrollar proyectos. Por ejemplo, te voy a explicar una transcripción. Lo primero que hago es escuchar el tema varias veces, luego bajo la velocidad del audio y lo vuelvo a escuchar varias veces. El siguiente paso es con la guitarra, saco de oído y transcribo por minutos, cuando lo tengo todo reviso varias veces y pongo digitaciones de ambas manos. Es un trabajo laborioso pero es una forma de seguir aprendiendo y estar trabajando en la música. Falta mucho por transcribir en el flamenco y te diré varias razones por las que es necesario hacerlo: por la necesidad de salvaguardar las melodías tradicionales y el repertorio de los grandes artistas del flamenco, para proporcionar material de análisis a los investigadores, (importante para que la flamencología siga evolucionando), para facilitar la difusión universal de este género, para aquellos guitarristas que no tienen profesor tengan material de apoyo para desarrollar su aprendizaje, constituye un apoyo a la memoria, facilita la enseñanza en las clases y, sobre todo, dota a la música flamenca de prestigio musical.

David Leiva
El piano y la guitarra, como dúo pudieran parecer un matrimonio de los que "se aman y se odian" al mismo tiempo, ¿qué opina de sus características tímbricas por separado y en conjunto?
Son los dos instrumentos por excelencia en una escuela de música y juntos tienen mucha fuerza. Mi experiencia con el piano fue tocar el Concierto de Aranjuez a dúo y fue todo un éxito. Tiene un diálogo único en la música, una conexión muy especial. Me encantaría hacer a dúo un repertorio de flamenco tradicional “guitarra – piano”, sería muy novedoso. El piano tiene una sonoridad y un timbre único con el cual se puede tocar cualquier música. La guitarra no tiene tanto volumen pero hoy día puedes amplificarla y estar al mismo nivel sonoro. Me encanta ver esta unión en el flamenco, Paco de Lucía y Chik Corea, Tomatito y Michel Camilo o Chicuelo y Marco Mezquida son la muestra de esta simbiosis instrumental.

Cuéntenos, por favor, alguna anécdota que le haya sucedido durante algún concierto.
Recuerdo en Córcega, en un Festival Internacional que me quedé encerrado en un cuarto de baño y no pude ir al ensayo con la orquesta, tuve que salir por una ventana…

Ha tocado junto a grandes músicos... ¿Qué recuerdos musicales tiene de ellos, cómo resuena en su audición interior ahora mismo su manera de improvisar?
He tenido la suerte de aprender de todos, a veces he aprendido más de músicos con menos repercusión que los que tienen más nombre. Lo bueno de tocar con otros músicos es que inconscientemente se te encienden nuevas luces que estaban dormidas en tu interior, lo aconsejo 100%. Mi experiencia ha sido muy positiva tocar con músicos de Flamenco, Jazz y Clásico, aprendes cosas muy provechosas de cualquier músico, no hay que cerrar ninguna puerta. En la nueva escuela de flamenco del Taller de Músics se busca esta conexión entre músicos, ya sean del mismo género o de otros géneros, es la base pedagógica del Taller.

¿Podría retrotraernos a su infancia y contar a nuestros lectores cómo trabajó en la guitarra su creatividad melódica?

Siempre me ha interesado sacar melodías de oído. De niño jugaba a sacar las canciones de la tele al momento, me aprendí todas de los dibujos que veía, también componía mis pequeñas melodías con la guitarra y el piano. Hace un tiempo realicé un trabajo melódico sobre diferentes estilos del flamenco. Componía melodías y las hacía a cuarteto de cuerda, fue una etapa muy interesante ya que tengo compuesto un buen repertorio de cámara flamenca, algún día lo grabaré.

¿Qué ejercicios realizaba para desarrollar ese vocabulario musical tan amplio?
Nada especial, cuando estudiaba obras sacaba de ellas lo que me interesaba y lo utilizaba para hacer técnica. Siempre me ha gustado estudiar bien la guitarra armónicamente y melódicamente. Buscar acordes naturales, invertidos, alterados, etc. en diferentes posiciones. Con las escalas igual, busco tocarlas en varios sitios y en diferentes tonalidades. Así consigues un gran vocabulario guitarrístico. Todo este aprendizaje lo pasé a un libro llamado “Guía de la guitarra flamenca” una pequeña biblia de armonía flamenca de fácil compresión.

¿Es para vd. diferente acompañar voces e instrumentos? ¿En qué consistiría esta diferencia?
Cuando acompañas a cantaores o cantantes tiene que haber un respeto hacia ellos y no destacar mucho con la guitarra, lo principal es que se sientan cómodos y no pisarles con muchos adornos. Puedes adornarte cuando sea el momento con una falseta o un cierre.

Cuando acompañas a otros instrumentos sería parecido pero con mayor libertad musical y puedes desarrollar diálogos musicales más ricos.

¿Cuál es su compositor predilecto?
En el flamenco Paco de Lucía, ha sido nuestro referente musical, si el flamenco tiene 150 años de existencia él sólo ha revolucionado el género musical en muy poco tiempo. En clásico, Bach, ha sido el mejor compositor de todos los tiempos, el mayor genio de la música, una fuente inagotable.

¿Y su tema o disco/s favorito?
Me quedo con el disco de Paco, Siroco. Alzó a la guitarra flamenca de concierto a un nivel inimaginable para la época.

¿Qué recomendaría a los que se inician en el mundo de la improvisación musical?
La improvisación, si no hay un fondo teórico musical, no existe. Lo que aconsejo es estudiar todo lo que se pueda musicalmente: historia, armonía flamenca, moderna y clásica. Escuchar mucha música y no sólo del género que tocas principalmente. Sobre todo hay que estudiar bien tu instrumento. Sin ninguna de estas bases sería muy difícil la improvisación.

Si estáis interesados en el superior os recomiendo hacerlo en el ESEM del Taller de Músics, somos una referencia en la improvisación, música moderna y flamenco. Además, si queréis aprender flamenco de una forma diferente os invito a venir a la nueva escuela de flamenco del Taller de Músics.

Gracias por la entrevista y un fuerte abrazo para todos los lectores.

Muchas gracias, ha sido un placer compartir con vd. esta conversación. Invitamos a los lectores a conocer más de su obra en su web www.davidleiva.net