23/6/17

David Rosenmann-Taub: Alm-ería

Novedad mundial en la editorial Pre-Textos. Un poema y dos partituras rítmicas (para declamar) originales del nonagenario poeta-músico chileno, actualmente residente en Estados Unidos, David Rosenmann-Taub, basada en el alma de la obra de la segunda pieza del segundo cuaderno de Iberia de Isaac Albéniz. 

Como la editorial, casualmente, y también como el nombre del propio autor, con guión en el título, no es una errata, ALM-ERÍA, palabra de nueva creación de la manera más simple, dividiéndola en dos, creando un conjunto llamativo, potente, sugerente. Su subtítulo reza, como no podía ser de otra manera, pues bebe directamente de él: "Homenaje a Isaac Albéniz".

Nos hallamos ante una obra poética a medio camino de la música, pues presenta inicialmente un poema (bello a más no poder), incluso con alguna referencia visual, sin ser un caligrama, y después descubrimos (página 23) que añade una "partitura oral de Alm-ería" (la que recita con precisión de pianista-poeta en el cd anexo), para finalmente rematar en otra  (pág. 37), "temática rítmica de Almería" (esta vez sin guión, porque hace referencia al propio ritmo interno de la melodía de la obra albeniciana acoplada, casada, podríamos decir con el poema).

La música aquí ha inspirado poesía, (y además, queridos lectores es una fuente inagotable). Y la poesía que no pierde su esencia rítmica, la del propio sonido de la palabra en el tiempo al pronunciarla, la del regusto por su sonoridad, es aquella poesía que llamamos "musical". Si el lenguaje poético contiene musicalidad, como es el caso, estamos ante una especie de dos por uno, el contenido y el continente se hace atractivo.

He buscado la definición de "ería", como sustantivo, por si tuviese un significado, y existe en  el Diccionario General de Lengua Asturiana, aunque no creo que pudiera refererirse a ella, a mí me recuerda especialmente otra palabra, "erial". Como dice su contraportada, es un autodiálogo entre la habitual prisión y la auténtica libertad. Dejo a los lectores su "interpretación" y a los cantantes,  y/o poetas, sugiero que la estimen como una obra para su repertorio de exhibición vocal.

En el cd se incluyen las bellas interpretaciones al piano de Alicia de Larrocha y de Pola Baytelman, haciéndolo igualmente interesante desde el punto de vista comparativo, si es que se pueden comparar dos joyas entre sí, al menos sus diferencias resaltan la no evaluable individualidad desde el punto de vista estético de la otra.

Quiero despedirme de este breve comentario haciendo una pequeña paráfrasis con la rítmica del incipit de Evocación, también de Iberia de Albéniz: "Una lindísima suma" :)

Más información: