23/6/16

Saltos al piano

Y una nueva comparación con los animales. 

Stephen Heller, el compositor para piano húngaro más o menos coetáneo de Chopin, cuya figura, opino, se tendrá que ver más realzada como pedagogo gracias a sus maravillosos cuadernos de estudios, a cual más interesante y didáctico que el anterior, incluida su colección introductoria sobre obras de Chopin, dejemos tiempo al tiempo y veremos cómo este grande de la enseñanza del piano obtiene su sitio... 

Heller dijo a propósito de las manos delgadas del polaco que parecieran como que "de repente se abrían y llegaban a cubrir un tercio del teclado, como una serpiente que abriera la boca para tragarse un conejo entero". Hay que aclarar que el teclado en época de Chopin aún no había alcanzado la extensión actual y abundaban a la sazón los pianos cuadrados o de mesa con menos tesitura aún...

Me recuerda también un símil que hizo A. de la Campa en su libro sobre fisiología y piano en el que habla de un águila que prepara sus garras antes de capturar su presa, aún en el vuelo!

Os dejo arriba un interesante vídeo en el que observaréis saltos prodigiosos, y ya sabéis, nada de miedos al saltar, no se pueden preparar las llegadas a velocidades altas, utilizad los ataques laterales y los movimientos parabólicos y a disfrutar momentáneamente de la ingravedad, manos arriba, esto es un atraco, digo, un salto pianístico :)