24/5/15

Probando el Korg Kaossilator 2

Es un sintetizador de frases dinámico (dinámico, observo, en el sentido literal de que puedes moverlo, moverte con él, por su pequeño tamaño y frágil peso, como un "móvil", no en el sentido que se da en terminología musical respecto a que puedas controlar sobre su pad o superficie táctil el volumen para hacer acentos, pianos o fortes, crescendos o diminuendos...). Concretamente el modelo K02. Me queda la duda de si se ha producido así por hacerlo más económico o por sacar más adelante otra remesa mejorada con sensibilidad al toque.
No hay que confundirlo con el Korg Mini Kaoss, que es un producto diferente, más enfocado a los efectos que a la creación de música. 

Ofrece muchas horas de diversión y aprendizaje práctico y sencillo de cómo "construir" música, superponiendo pequeñas pistas, eliminando y volviendo a lanzarlas, borrando momentos parciales de las grabaciones si lo deseas, pudiendo ajustar el volumen de cada uno de los dos canales principales en el que grabas tus loops, pudiendo añadir una tercera parte en tiempo real mientras tocas sumado a lo que has grabado (sin límite, tantas voces como quieras)...

Me parece muy interesante:
-su intuitividad, su fácil manejo, apenas en una o dos horas ya conoces cómo sacarle el máximo partido, puesto que tiene pocos botones: sonidos, arpegiador, función, delete o borrar, I y II (para lanzar, pausar o grabar según lo pulses una, otra vez o mantengas pulsado), volumen, micro y encendido.
-su poco peso, lo puedes llevar en cualquier bolsillo, apenas cien gramos.
-su compatibilidad con el ikaossilator, con su uso en red, tal cual citamos en otro post de este blog.
-que puedas grabarte fácilmente y superponer inmediatamente segundas, terceras, cuartas voces... Muy bueno para uso en directo, para interpretaciones colectivas, para desarrollar la creatividad en clase...
-su calidad de grabación y que pueda incorporarse micro externo, (truco o tip: prueba a grabarte acercandote y alejandote del micro que incorpora arriba al centro para realizar efectos vocales cresc. y dim.)
-que puedas grabar tus improvisaciones favoritas (tus "sesiones") en tarjeta, no proporcionada.
-que puedas crear tus propias bases rítmicas, en los que puedes tocar a la vez con dos dedos, ofrece cuatro sonidos de percusión por cada ejemplo modificables en timbre y dinámica al subir o bajar el dedo.
-su reducido precio.
-que se pueda ampliar el tiempo de grabación seleccionandos loops de ocho pulsos (truco o tip: bajando el tempo dispones de más capacidad, lo cual es aprovechable si no se pone base rítmica, aunque queda limitado a menos pulsos por defecto en los límites de velocidades más lentas por debajo de un determinado número de BPM, o beats -pulsaciones- por minuto).
-el llamado arpegiador, que en realidad lo que hace es repetir notas con distintos ritmos preprogramados, una manera de provocar mucha tensión musical con mínimo esfuerzo.
-que muestre el pulso con una luz (derecha). Tiene dos sonidos que se despliegan en arpegio, musicalmente hablando, los núm. 80 y 81.
-que incorpore timbres muy actuales, así como estilos rítmicos de acompañamiento (como el dubstep, en dos ejemplos), ordenados en una tabla (leads, acústicos, bajos, acordes, efectos -"SE"-, instrumentos de percusión y patrones rítmicos), número de una veintena o más de cada uno de los citados hasta alcanzar los 150.
-que lleven preseasignados (y también modificables) un distinto rango de notas cada uno (puedes elegir luego si tocar dentro de una octava o más hasta cuatro)
-mucha variedad de escalas y no escalas (núm. 29, línea de bajo de tres notas y 30 al 35, algunos acordes arpegiados e intervalos).
-su capacidad de superposición, infinita en número de voces, según publicita.

Me parece mejorable, aunque seguramente incrementaría su precio, aunque muchos quizá lo pagarían gustosamente:
-que no incluya el adaptador de corriente o transformador y que deba adquirirse uno de la propia marca, ya que consume dos pilas cada cinco horas aproximadamente.
-que se deban pulsar dos teclas (micro más I o II) para poder grabarte mientras tocas el piano ya que es dificultoso; es más sencillo si, cogiéndolo con la derecha por ejemplo, pulsas el botón de micro con el dedo corazón y el II con el pulgar, si intentas hacerlo con el I o con otros dedos puede ser incómodo (en forma de pinza con pulgar e índice) o rozar sin querer (por la posición de pulgar y corazón abrazándolo por debajo) el volumen y desactivarlo, en ese caso no grabará lo que toques o cantes hasta que vuelvas a pulsar micro+volumen, y hasta que te des cuenta puedes pensar un buen rato que se ha estropeado el micro, preocupándote innecesariamente (tampoco hay una tabla en el manual del usuario).
-que no se pueda interpretar polifónicamente, a dos dedos.
-que el manual del usuario no esté también en castellano, siendo un mercado inmenso el hispano hablante, veréis que apenas hay vídeos tampoco en esta lengua
-a mi modo de ver, la tapa amarilla trasera no aporta nada sustancial al aparato salvo peso adicional innecesario y dificultad de manejo.
-podría venir con algún sistema o adhesivo para fijarlo firmemente a otros instrumentos si así se desea (útil para guitarristas, por ejemplo, en un costado del mismo, accesible a los dedos sintener que sujetar el aparato)
-que no lleve vocoder