19/12/14

Rock Marketing


Un interesante y ameno libro, tal y como viene subtitulado, muy acertadamente, "una historia del rock diferente" y bien escrito desde la transversalidad, pues su autor, como queda claro en la solapa, es un experto en marketing, personal branding (creación de marca) y comunicación. El valenciano Pablo Adán es autor del interesante blog Liderazgo, Marca Personal y Comunicación, que, como afirma en el mismo lugar, ha sobrepasado las 250 000 lecturas y es toda una referencia internacional en la materia.

De ágil lectura, muy organizado e innovador, pues trata la materia desde enfoques novedosos como la relación entre el fútbol y la música rock, sus "leyendas negras", compendiándolas, pormenorizándolas, las interacciones entre rock y política, religión, sexualidad, etc... 

Pero sobre todo, lo más didáctico (dentro de un libro que es un auténtico manual de texto para neófitos, por ejemplo) y curioso del volumen se encuentra cuando se adentra en desgranar el rock como producto, como objeto de mercado. Aquí se muestra objetivo, implacable en su disección. En ese orden, quiero destacaros los capítulos 

-liderazgo rock y trabajo en equipo

-rock, estrategia y objetivos

-un producto llamado rock 

-precio y promoción

El corazón del libro! El rock como objeto de consumo mayoritario, producto "colonizador" permítaseme la expresión de bandera de una globalización cultural cuestionable de cariz norteamericano (aunque hace un buen repaso de las aportaciones hispánicas,mespañolas e hispanoamericanas).

Leer este libro es quitarse "pajaritos de la cabeza", explica los avatares típicos por los que pasan los que comienzan en este mundo, la vida media de los grupos, qué es la payola (pay to play, cómo comprando indispensablemente difusión en medios la mayoría de grupos de posicionan en el mercado, al margen de la calidad), las estrategias de apertura a nuevos públicos, la cadena de valor de la música, los entornos de masificación de producción y la búsqueda de nuevos nichos de mercado, todo y más explicado de manera diáfana y plagado de anécdotas y datos curiosos.

No olvida repasar todos los estilos, de manera clara y bien organizada. Incluye una selección de doscientas canciones imprescindibles agrupadas por estilos y décadas, una buena bibliografía y referencias de blogs y un QR para escuchar más de seis horas de música como banda sonora del libro en Spotify.

Y cómo no, la creatividad, bien presente (pág. 154), de la que asegura que es aquella óptica que hace vislumbrar el mundo de manera diferente y permite apuntar nuevos caminos. 

¿Qué nos deparará el mundo del rock, limitado, como todos los estilos singulares y auténticos por su propia esencia musical en su instrumentario, esquemas armónicos, etc... pero a su vez con tantas posibilidades de hibridación? La respuesta queda abierta, lo que sí es seguro es que nos encontraremos más perlas, nuevas sorpresas y una evolución fascinante, como la variada y sorprendente que ha tenido hasta ahora y que este libro tan bien sintetiza y explica!