Smog musical

Niebla! Niebla a nivel informativo... Nacional e internacional... Lo bueno de observar la presencia de niebla es que ya eres consciente de que lo que percibes es limitado y los contornos reales no están bien definidos... 

Los que conozcan el mito de la caverna de Platón sabréis a qué me refiero, lo recuerdo: los hombres que estaban dentro de la caverna pensaban que lo que percibían era la única realidad. 

En el ámbito musical encuentro mucha más niebla: la actividad musical exige muchas horas de estudio y de preparación y si no se es consciente de la necesidad de equilibrar esta dedicación con otros aspectos de la vida se corre el riesgo de centrar demasiado la vida en la música y dejar de percibir realidades patentes. 

Es necesario para moverse en el mundo y tener oportunidades profesionales y personales conocer a otras personas con sus respectivas realidades y puntos de vista. Estar centrado solo en un aspecto puede llevar al músico a limitar su percepción y por tanto su realidad, sus opciones, su futuro!! Perfeccionarse es bueno, al precio de aislarse mentalmente nunca!

En este aspecto los pianistas tienen un mayor riesgo debido a que pasan muchas horas de práctica en soledad y tienen pocas horas de trabajo en agrupaciones.

Y retomando el comienzo: mi consejo es "Abrid bien los ojos (la mente!)" A unos pocos les interesa que la mayoría continúe dando palos de ciego en la niebla para que su status no cambie!
Mi foto
Musicógrafo influencer. Distinguido en Global Music Awards (EEUU). 1er Premio Concurso Piano Maestro Serrano. Especializado en Falla. Estrena Improvisaciones Albéniz y Granados (Boileau). Revistas: Música y Educación, Allegro, Ad Libitum, Polifonía y ArtsEduca. Coautor: 29 Maneras concebir silencio (Univ. Jaume I), Canto Natural (Bromera). Coord: Los poetas ante la música (Bubok). Autor: Piano Creativo (Rivera), Piano Español (Lulú) y Aprende a Improvisar al Piano (Redbook)

ACTUALIDAD DE CONCIERTOS DE MÚSICA CLÁSICA

ACTUALIDAD DE CONCIERTOS DE MÚSICA CLÁSICA
Pulsa imagen para acceder