25/1/14

Grabar un piano

Esta mañana la he pasado muy gratamente (cuando uno está en su salsa, o como diría Ken Robinson, en su elemento, el tiempo pasa muy rápido) y también ha sido una sesión muy instructiva. 

He estado en www.rockawaystudios.net grabando mi arreglo pianístico del Capricho Árabe, del ilustre compositor castellonense, de la ciudad de Villa Real, Francisco Tárrega, que, pocos lo saben, también y tan bien ;) sabía tocar el piano.

Una sala perfectamente y completamente equipada donde no falta ningún medio técnico, impresionante, pues todos los detalles estaban cubiertos, tanto de iluminación, como de calefacción, avituallamiento, etc...  así como, lo más importante, el "elemento humano"... He tenido la suerte de haber estado flanqueado por tres excelentes técnicos como son el productor y amigo Javier Salvador, así como los estupendos -y de oído espectacular- ingenieros de sonido Alberto Luzendo y Coky Ordóñez. 

Decir que la sala impresiona por su gran acondicionamiento, desde las paredes, que eran móviles para ajustar el tamaño al tipo de grabación que se requiera, hasta el techo, dotado de especiales sistemas de absorción acústica de todo tipo de frecuencias. Como veréis en su web tienen mucha experiencia en música moderna y hoy han calibrado perfectamente todo para realizar grabaciones de música clásica. 

Les agradezco que hayan confiado en mi oído experimentado en piano a la hora de recibir mis comentarios sobre la tímbrica. Yo he aprendido mucho también sobre cómo escuchar una grabación, en qué aspectos fijarse (espacialidad, definición, ataques, color...). Allí estaba yo a la hora convenida, desde las diez, -a la hora de acudir a estudios de grabación hay que ser siempre muy rigurosos con la puntualidad, queridos lectores...- dedicando varias horas a probar la mejor manera de grabar en ese cola Yamaha que el estudio me brindaba. 

En los estudios se habla sinestésicamente, pues se trata de hallar el mejor "color", la sonoridad mas bella, (y cómo definirla con palabras!!!) dependiendo de muchos factores, uno de ellos: la mejor disposición posible de micros... Todo influye, el tamaño de la sala, los materiales de la misma, desde qué tipo de micros escoger, dónde colocarlos, a qué distancia entre sí, a qué altura, cuántos, cómo disponer el piano en la sala, si grabar con tapa o sin ella (puede quitarse totalmente la madera)... De entre tanta combinación de factores y teniendo muy claro el desideratum, qué tipo de sonido se desea, con gran definición, bajos bellos y profundos, qué tipo de reberveración escoger, qué tipo de ecualización o equilibrio de planos sonoros y muchos otros factores que afectan a la cualidad tonal de tu grabación de música clásica de piano!... 

Hemos decidido hacer las pruebas con el primer movimiento de Claro de Luna de Beethoven, transportado descendentemente para prestar atención a la profundidad de los graves del instrumento, Sevilla de Albéniz, por los staccato y ff, y Claro de Luna, esta vez de Debussy, por los "cristalinos" agudos...

Es importante ponerse en manos de buenos técnicos, con gran finura de oído, como fue el caso de esta mañana, en la que se dedico mucho tiempo a encontrar la "alquimia" :), sacar el máximo de "oro sonoro" posible... Invitaros pues a conocer este maravilloso estudio y lo acogedor y humano del trato que allí dan (que nadie vaya a grabar con miedo nunca a ningún sitio, en los estudios no dan bocados, ni pellizcos, ni calambrazos:) de hecho grabar debería ser una asignatura obligatoria cada curso en los estudios de música, pues te escuchas realmente como tocas, desde fuera, más objetivamente y ayuda mucho a progresar como musico así como te ayuda a hacer desaparecer en pocas sesiones todo tipo de ansiedad previa a la actuación musical. 

Quien quiera saber algo más sobre este tema, para introducirse recomiendo las paginas 74 a 76 del libro de Denis Leivallant "El piano".