29/1/14

Estudiar nuevas obras habiéndolas escuchado o no?

Úsalo, te lo agradecerá :)
Es un debate entre pianistas muy viejo. Hay dos tipos de posturas, que si son radicales, se enfrentan mutuamente. 

Por un lado los que opinan que no es bueno escuchar previamente la obra que vas a estudiar en ninguna versión porque creen que influye en la tuya propia, como si al escuchar otra versión fuera a "contaminarte". Por otro lado están los que piensan que no sólo no es malo sino que es lo deseable que se conozca la pieza, y a ser posible en el mayor número de versiones posible.

Personalmente he participado de ambas tendencias en mi modo de estudiar, a veces he partido de cero, he estudiado una obra sólo con la partitura y finalmente he escuchado versiones de la misma una vez montada. 

También, y más veces, he escuchado previamente la obra a tocar en un futuro, y no tocada por un único intérprete, sino por todos los que he podido podido -hasta un límite, claro- (suele pasar así, ya que se presupone que un pianista tiene que conocer la mayor parte del repertorio, que es vasto, o al menos la más importante, y la audición es una manera de incrementar tus conocimientos como profesor, ya que creo que la mayoría de los mortales no tocamos todas las obras de todos los compositores existentes por pura razón de ser eso, mortales :)

No sólo nunca me ha restado creatividad escuchar versiones antes de decidirme a tocarla, sino que la ha aumentado muchísimo.
Nutrirse siempre es bueno, genera nuevas posibilidades, nuevas opciones, nuevas ideas... De la nada, nada viene! (o poco) Los sabios griegos eran sabios no por casualidad :) Tener cultura musical antes de crear tu propia versión no limita sino que engrandece tus posibilidades. Uno nunca puede dejar de ser uno mismo tocando (y tampoco debería).

Además ayuda mucho a memorizar la obra, a poder estudiarla en menos tiempo, ya que ejerce uno de su "propio profesor" al autocorregirse posibles errores de lectura (si uno ha escuchado previamente con atención y ya "conoce" la obra). 

Y tú, cueces o enriqueces? ;)