18/12/13

El gran cambio, atención músicos! -II-

Sobre los músicos (a los que les dedica la página 99 entre otros comentarios aprovechables afines), Fernando Trías de Bes especifica lo que todos sabemos ya, que el modelo presencial es el que triunfa, los conciertos en directo ante la progresiva disminución del formato físico, el aumento de las nuevas tecnologías aplicadas a la música, la especialización (competir por precio o por valor añadido, por pedido masivo, por ejemplo, de compra de instrumentos, o por calidad máxima, por ejemplo, selección exahustiva de los mejores y lo mejor para ofrecer el producto musical más exclusivo)...

Los que gobiernan esta larga época de transición sin carisma, a veces títeres, yo creo que perfectamente sustituibles ya que no plantan cara y sólo hacen lo que otro les ordenan, los califica de "inoperantes" y "negligentes".

Básico: la innovación, la creatividad (le dedica muchísimos párrafos), la colaboración,  la alianza entre bandas musicales, unirse, la selección de los mejores músicos y creación de nuevas agrupaciones que resalten por su originalidad y/o excelencia, las cooperativas de minoristas o los grupos de compra, asociaciones de profesionales independientes ("la unión hace la fuerza" :) Y si no hay demanda se crea! Crear los proyectos, la propia empresa crea las oportunidades para que los encargos sucedan. Esto en sí es un concepto innovador, que ya no es una opción sino un obligatorio para todo.

Me gustó una cita de Adrian Wooldridge: "los David de hoy en día pueden hacer tambalear a Goliats muy consolidados..." (referidos a la nueva era en cuanto al papel de las nuevas tecnologías en la comunicación, los bloggers, etc...)

Habrá además de muchísima falsificación, mucha copia, que lo ve de una manera hasta sana, ya la hay, irá en un aumento, mientras no sea plagio. Opina que la copia debe convivir con el intercambio y que hay que lograr que se prefiera pagar por los contenidos antes que intercambiarlos. Ante este panorama propugna que compete a los que están inmiscuidos en las industrias culturales redefinir su modelo de negocio, no a los creadores propiamente...

Las antiguas divisiones "yo soy propietario y usted un empleado" acabarán, habrá relaciones más "líquidas", más flexibles, menos anacrónicas... Pide honestidad, transparencia, coherencia y ser consecuente con lo que se solicita o predica. Realza el valor de las generaciones más mayores, que son un caudal de experiencia y conocimiento.

(Continuará)