30/11/13

Música para todos en el sistema público desde los inicios

Están llegando a mis oídos rumores cada vez más insistentes sobre la posibilidad de que la red pública de conservatorios de música en enseñanzas elemental se reduzca hasta desaparecer, dejando estas enseñanzas en manos exclusivamente privadas. Los que quieren privatizar ponen como argumento que las escuelas privadas ofrecen esta formación y esto es tan injustificado como decir que como hay colegios de primaria privados no hacen falta los públicos.

Sería alarmante y motivo de una gran movilización y repulsa social, ya que la red pública ofrece la posibilidad a todos los estratos de la sociedad de poder cursar los estudios de música. No sólo el que tenga recursos para pagarse esta formación.

La tendencia en el mundo es exactamente la contraria, abrir la música a toda la sociedad, incluidos y especialmente los grupos de mayor riesgo de exclusión por los beneficios que la música tiene (que revierten en toda la sociedad).

De sobra son conocidas las experiencias del maestro Abreu en Venezuela que se expanden por todo el orbe poco a poco y están dando sus frutos maravillosos. Son la luz que debería guiarnos y no ir en el camino opuesto, que nos conduciría a que la música sólo se la pueda permitir quien pueda costeársela. 
Hay que pedir a las autoridades educativas competentes que se dote a los conservatorios de los recursos y puestos escolares necesarios ya que todos los años hay muchos estudiantes que se quedan "a las puertas" por decisiones políticas (si se quiere priorizar la educación se podría, es cuestión de voluntad, ya que hay dinero para mantener políticos y asesores en cantidades astronómicas, por poner un sólo ejemplo), desperdiciándose así mucho talento y mucho reporte económico para la sociedad en el futuro.  Sería gravísimo si se redujera más o se eliminasen las enseñanzas elementales de música, así como una discriminación enorme hacia las clases menos pudientes