13/10/13

Breves notas sobre interpretación de música española para piano

Me refiero a Albéniz, Granados, Falla, Turina...

En cuestión de tempi: si oímos cómo tocaban los cuatro aludidos, pues todos dejaron grabaciones, así como su escuela, sus discípulos, llegaremos a la conclusión de que tocaban mucho más rápido, con más garbo, con más salero, con más "alegría", que unas generaciones posteriores.

Se dan casos de obras que puedes escuchar en su versión de la primera mitad del s. XX en casi ocho minutos y la misma obra en la versión de la segunda mitad en más de quince minutos! Así mismo hay versiones de la Iberia albeniciana que caben perfectamente en un cd y otras que necesitan dos...

Los acentos: son muy importantes, dan vigor, generan estilo, fuerza expresiva. A veces son como lamentos, desgarros...


Los trinos cortos, a diferencia de cuando tocamos barroco, nunca son sobre la nota superior y sobre el tiempo, luego siempre será la adición de dos notas anticipándose al tiempo (la real y la superior) seguida de la escrita, ésta sobre el tiempo. Muchas veces son verdaderos "pellizcos" expresivos...

El rubato de tipo melódico es necesario a veces en las partes de "copla", en los que el "cantaor" improvisa melismas melódicos, frente a las partes de "danza", en las cuales el pulso no se debería alterar.

La cadencia andaluza tiene su propia matización basada en el uso que dan los guitarristas flamencos a este recurso armónico. ¡Nunca es dinámicamente descendente, sino al revés!

(Sí, sé que es una entrada cortita, hay taaaaaaaaaaanto que decir de este tema... lo dejo para mostrar con ejemplos y ampliar en mis conferencias sobre el piano español y la armonía, para el "vivo y directo" :)