15/7/13

Sobre órganos de tubos escolares y órganos de bambú, por Pau Valls, autor invitado

De hace unos años que comparto mi trabajo con unas horas de docencia en los institutos de Girona en lo que se podría llamar algo así como "maestro de taller", principalmente con alumnos con dificultades para seguir el ritmo ordinario de las clases.

Se me ocurrió que se podrían construir órganos de tubos en las escuelas rigiendonos por dos premisas.
 
1.- Que las herramientas necesaria fueran las que se encuentran en las aulas de tecnología del centro docente.
2.- Que los materiales fueran -mejor- reciclados de otros usos, o si conviniese comprarlos, que se adquiriesen en el comercio ordinario.

Hay un pequeño blog con más información de estos pequeños órganos portativos y de otros autoconstructores de órganos en:


Puedes ver como suena el primero que se construyó poniendo las palabras "orgue celra" en la casilla de búsqueda de youtube. El segundo órgano -realizado en el IES Vicens Vives de Girona- está casi acabado, pero el final de curso se nos vino encima! Tiene 4 octavas, accionamiento mecánico y un solo registro. Para el próximo curso procuraré sustituir el acionamiento mecánico por otro eléctrico y añadir un segundo registro, un tremulant i un regulador de presión del aire.

Sobre órganos construidos en Bambú:
 
-El primero es el órgano de Las Piñas, en Filipinas. Fue construído por un cura de procedencia española. Y creo que dejó su enseña en algunos detalles como la disposición en batalla de los clarines y las trompetas, los registros partidos y por la destacada corona real que remata el órgano. Las dos primeras características son comunes a los órganos barrocos ibéricos. Y la corona se puede atribuir al estatus de Filipinas en la época (colonia de la corona española).


 

-En Europa hay un precioso órgano de bambú en Bélgica.


Sorprendente: Como se puede leer en su web, este órgano fue construido por musulmanes de Indonesia para colocarlo en una comunidad protestante de una población católica. Desborda ecumenismo.

Pau Valls