9/7/13

Segunda entrega Falla-Rubén Darío

 
(Procede de: ENLACE-PULSA AQUI)
 
XXXII
 
Los que auscultásteis el corazón de la noche,
los que por el insomnio tenaz habeis oído
el cerrar de una puerta, el resonar de un coche
lejano, un eco vago, un ligero ruido...
en los instantes del silencio misterioso,
cuando surgen de su prisión los olvidados,
en la hora de los muertos, en la hora del reposo,
sabreis leer estos versos de amargor impregnados...!
Como en un vaso vierto en ellos mis dolores
de lejanos recuerdos y desgracias funestas,
y las tristes nostalgias de mi alma, ebria de flores,
y el duelo de mi corazón, triste de fiestas.
Y el pesar de no ser lo que yo hubiera sido,
la pérdida del reino que estaba para mí,
el pensar que un instante pude no haber nacido
y el sueño que es mi vida desde que yo nací!
 
Todo esto viene en medio del silencio profundo
en que la noche envuelve la terrena ilusión,
y siento como un eco del corazón del mundo
que penetra y conmueve mi propio corazón.
 
CLXXXIV
 
Silencio de la noche, doloroso silencio
nocturno... ¿por qué el alma tiembla de tal manera?
oigo el zumbido de mi sangre
dentro de mi cráneo pasa una suave tormenta.
¡Insomnio! No poder dormir y, sin embargo,
soñar ser la auto-pieza
de disección espiritual, ¡el auto-Hamlet!
diluir mi tristeza
en un vino de noche,
en el maravilloso cristal de las tinieblas...
Y me digo: ¿a qué hora vendrá el alba?
Se ha cerrado una puerta...
ha pasado un transeúnte...
ha dado el reloj trece horas... ¡Si será Ella!
 
(De "Cantos de Vida y Esperanza": Nocturnos) 
---
 
 
Nota: Ella=la muerte.
 
Recordamos que se sabe que comentó que las 
"Noches en los jardines de España" eran tres 
nocturnos, el mismo título de los poemas. 
 
Sufría de insomnio pues cualquier ruidito, 
le molestaba muchísimo. Creo que al leerlos 
comprendes que reflejan muy bien muchos pasajes 
de la obra musical y le dan un sentido mucho 
más profundo a la misma.