28/2/13

Improvisación teatral en directo con humor y toques de música

Este domingo estuve en una sesión de teatro de improvisación, dentro de la I Liga de Improvisación teatral Vila d´Onda (Castellón). En un post anterior (ENLACE-PULSA AQUÍ) contaba mis sensaciones sobre este tipo de evento a medio camino entre el humor, la creatividad, la improvisación, el teatro y hasta la música, pues en esta ocasión hubo una improvisación "cantada", es decir, los actores cantaban sobre unas palabras dado por el público al azar.

Quería reflejar aquí mis impresiones y animaros a asistir:

-aunque el cartel es muy explícito, realmente es una lucha de humor, de improvisación de gags, de buscar el lado divertido a una situación en la que dos grupos de actores se "enfrentan" a ver cuál es el más creativo. Para ello en cada actuación, siempre cronometrada, parten de una frase o idea o título que el público asistente proporciona dejándola en un receptáculo antes de entrar en la sala. La mía era "pianistas asesinos" :) No salió. No quiero imaginarme qué podría haber surgido de semejante título, también improvisado.


-las impros podían tener limitadas el número de "jugadores", desde 2 hasta todos, así como el tiempo. La final fue especialmente divertida porque reproducían la primera improvisación cada vez más rápido, es decir, una escena en dos minutos, en uno, en medio... Hilarante accelerando visual!!

-los árbitros, además de llevar el cómputo de puntos y avisar sobre la finalización del tiempo de cada "escena", quitaban puntos si alguno de los concursantes no colaboraba con el otro equipo (le "negaba") o tocarse el vestuario, si usaba lenguaje inadecuado, o si no respetaba el"mobiliario imaginario" o fijado con mímica previamente, por decirlo de alguna manera...

-muy dinámico, de hecho hacían participar al público al entregarle a la entrada un clavel y un calcetín para poder tirárselo al presentador o al árbitro del encuentro. El presentador iba disfrazado de ¡torero! y sus ayudantes... de ¡toros!, eran los encargados de recoger los calcetines o claveles tirados al "ruedo" para volver a lanzarlos al público (y así poder volver a "desahogarse" nuevamente...:) 

-al final se daban "estrellas" o puntos a los jugadores con más creatividad a juicio de un observador externo cualificado.

-el precio era muy ajustado, sólo un euro y medio. Bravo a los organizadores


Quedan dos sesiones más de semifinales que son en la Casa de la Cultura anexa al Teatro Mónaco, los domingos 3 y 10 de marzo a las 20 horas y la final el día viernes 15 a las 19 horas en el propio Teatro Mónaco. Os dejo enlace pulsable a continuación:


He sido invitado a asistir a otras sesiones en otras localidades y pienso ir. Risas y creatividad están garantizadas en este tipo de espectáculos.