10/11/12

Hablando claro: cuánto preocupa la música y la cultura a los dirigentes. Sus prioridades.

Ayer estuve en una interesante conferencia de Arcadi Oliveres titulada "Retos del momento económico actual" en el Centro Social San Isidro de la Fundación Caixa Rural, organizada por Amics de la Natura. Arcadi es un experto en temas de economía, justicia y paz.

Empezó la conferencia hablando de dos crisis mucho más importantes que la económica actual: cada día mueren de hambre más de cien mil personas en el mundo, cada día. Y se puede evitar, sólo es cuestión de voluntad política puesto que está cuantificado que sólo se necesitan cincuenta mil millones de euros anuales para erradicar esta lacra y haberlos los hay: desde el dos mil ocho se han entregado a los bancos una cantidad que multiplica ésta más de noventa veces.

La segunda crisis importante es la medioambiental: nuestros hij@s nos van a pedir responsabilidades porque estamos viviendo a costa del planeta, cercenando sus recursos futuros, no ya los presentes. Un grado más de temperatura media... agujero en la capa de ozono... el planeta no es capaz de reponer los recursos que unos pocos en este planeta consumen (es imposible que todos consumamos al mismo nivel, necesitaríamos cuatro planetas y parece que no los tenemos :) Hay petróleo para cuarenta años más (ya se ha consumido el 70% de las reservas)... Todos estos indicativos deben mover a las autoridades a tomar decisiones inmediatas sobre la gestión de los recursos naturales pues es gravísimo el panorama que se nos avecina. Parece que quieren mirar "para otro lado". No deben plegarse a los intereses cortoplacistas de grandes corporaciones.

Respecto a la crisis económica opinó que estamos en manos de servidores de los mercados y no miran por los intereses de los ciudadan@s sino por el mantemiento de un sistema económico agotado que necesita una regeneración urgente que evite la especulación, la evasión fiscal, etc...

En el turno de preguntas se habló de qué podemos hacer como ciudadan@s y respondió que hay dos maneras: a corto plazo debemos luchar por el mantenimiento de los logros sociales que estamos perdiendo, recuperar el estado de bienestar que se está cercenando día a día -incluyendo los anteriores logros en educación y cultura-, es decir, que el estado debe invertir, en vez de recortar, en los servicios básicos como son sanidad y educación y a largo plazo es necesaria una revisión, si no un saneamiento y hasta una sustitución, del sistema económico actual por otro sistema, como se debate en el Foro Social Mundial (FSM).

Realmente, parece que la música, las artes, la educación, etc... preocupan poco a muchos de los gobernantes de todo el universo. Estas necesidades humanas no están en el orden de prioridades de ninguno de ellos. Ciertamente, nunca se debe pensar que se debe posponer el estómago a la mente, primum vivere, deinde philosophare, como el adagio latino reza, y, efectivamente, hay que acabar con el hambre mundial y luchar por la educación de las masas, aunque este pensamiento no debe servir para dejar de hacer esto último puesto que hay suficientes recursos para llevar a cabo ambas tareas simultáneamente. Es simplemente cuestión de voluntad de los responsables implementar estas políticas. Los ciudadan@s podemos poner nuestro granito de arena, pero si no conseguimos que los dirigentes decidan querer potenciar esto tendremos siempre la sensación de que nuestra aportación se pierde en el océano, aunque realmente no es así. Los que estamos aportando en un sentido concreto estamos decantando la balanza poco a poco para que esa opción cada vez tenga más peso. También comentó Arcadi que mediante nuestro poder de voto debemos ejercer nuestra voluntad si estuviésemos informados de los verdaderos intereseses de cada partido. Todos juntos en un mismo sentido podemos obligar a los gobiernos mundiales a cambiar de rumbo. Se señaló que ciertos medios de comunicación están al servicio de ciertos poderosos y se dedican a "entontecer", "idiotizar", "imbecilizar" a la población, por si acaso "se les pasa por la cabeza coger un libro o dos" :) Internet, en este aspecto, es, aún, una ventana de aire libre.

Un exceso de consumo televisivo de ciertos canales puede "adormecer" las neuronas y el juicio crítico de las personas. Un ejemplo que puso es que ahora tenemos la "oportunidad" ;) de ver fútbol los siete días de la semana incluyendo varios partidos diarios ciertas jornadas...

Mejorar el mundo (acabar con el hambre, consumir los recursos justos necesarios, no contaminar más el aire y el agua, etc... difundir la cultura en las sociedades de todo el universo...) son labores inmensas responsabilidad de todos, pero especialmente de unos pocos.

 Querer es poder!