18/7/12

Cuestionario "Músic@s de nuestro tiempo": María del Mar Cabezuelo Sáenz



ENTREVISTA A María del Mar Cabezuelo Sáenz, pianista, profesora especializada en Improvisación y Directora de Ad Musicam (Italia)
  
¿Cuál es la primera experiencia que recuerdas con la música y/o el piano?
Hasta donde llega mi memoria me recuerdo siempre rodeada de música, pues mi padre era músico y mi hermano 5 años mayor que yo tenía el órgano bontempi, este fue sin duda mi primer contacto con la música. El piano llegó después de un año de estudio del acordeón, entonces ya tenía 9 años y estaba loca por tocar el piano a todas horas.

 ¿Qué personalidad musical crees que te influyó más en tu carrera?
De cada profesor que he tenido a lo largo de todos estos años he tenido una influencia muy importante, pero sin duda el que más ha influido ha sido mi padre, sin su apoyo y su fe en mí nunca hubiera llegado a ser un buen músico.

¿Cuál era el estilo o el compositor que más te gustaba estudiar de joven?
Según las edades: hasta los 12 años me encantaba desde Beethoven hasta Albéniz, Bach fue siempre dificil de digerir hasta los 16. El compositor que me acompañó en mi adolescencia fue Chopin.

¿En qué repertorio te sientes más a gusto en la actualidad?
En este momento mantengo unas cuantas obras clásicas que son mi refugio tras mi labor como profesora, y van desde los preludios de Bach, hasta obras de Debussy, Satie y por supuesto Chopin, esta música consigue darme una paz única. Por otro lado, me gusta mucho improvisar y trabajar en mis composiciones, no es una cuestión de elección, la música me llega a veces con una fuerza incontenible y necesito expresarla y compartirla.

Cuéntanos, por favor, alguna experiencia o anécdota que te venga a la memoria que tenga que ver con el piano (en algún curso, o concierto...)
Esta anécdota tiene que ver con mi pasión por el estudio: cuando iba al instituto vivía a unos 10 minutos (corriendo) de mi casa, así que en el recreo me iba corriendo a casa para tocar aunque fuera solo 10 minutos, (recuerdo un pasaje de la sonata de Mozart en Fa M que me encantaba!) y según qué días volvía al instituto al final del recreo o sin más me saltaba la siguiente hora y continuaba tocando el piano:)

¿Qué opinas de la situación actual de la enseñanza de la música?
Vivo en Italia desde hace 20 años, por lo que mi opinión de la enseñanza en España es desde la distancia. Me parece que ha mejorado mucho en la oferta de varios niveles de enseñanza, se han creado muchas escuelas municipales de música y muchas orquestas en estos años.
En el papel las intenciones aparecen muy atractivas en lo que a la estimulación de la creatividad de los alumnos se refiere, no sé si corresponde con la realidad. En general me da la impresión que todavía la música no ha alcanzado ese nivel de aceptación social como una disciplina importante en cada grado de enseñanza y en cada nivel social como sucede en otros paises como en Alemania, Suiza o Austria donde la música se practica a un buen nivel tanto profesional como amateur.

¿Cuáles son tus pianistas favoritos?
De los legendarios admiro Krystian Zimermann, Maurizio Pollini, Emil Gilels, Marta Argerich, Glenn Gould, Arthur Rubinstein.....de los actuales hay jóvenes italianos como Irene Veneziano que te hacen pensar que todavía hay esperanza para que determinados colores y matices en la interpretación pianística no desparezcan.

¿Crees que es útil a los pianistas conocer recursos sobre improvisación? ¿Por qué?
Creo que son totalmente indispensables. En mi opinión, no se puede concebir una buena formación musical sin aprender a improvisar. La improvisación te puede dar tantas cosas, y me gustaría contarte otra anécdota personal. Por ejemplo para mí siempre fueron muy difíciles las octavas, especialmente en un pasaje de la Balada n.1 de Chopin tenía una especie de bloqueo en las manos cada vez que tenía que afrontarlo. Yo, por suerte, he improvisado siempre por juego después de terminar mi tiempo de estudio de las piezas del conservatorio y mis manos se lanzaban en octavas, escalas etc sin tener ningún miedo en mis improvisaciones. Un día me paré y me dije: tengo que conseguir tocar con la misma soltura que cuando improviso sin preocuparme de las notas y así conseguí transportar esa sensación de libertad sobre el piano a esos pasajes.

¿En qué medida crees que es necesaria la creatividad para el pianista?
Creo que cada pianista tiene algo personal que aportar al lenguaje de la música a través del piano y es importante permitir que esto suceda dando y creando un espacio, por pequeño que sea, dentro de los estudios de piano a cualquier nivel.

¿Qué proyectos musicales tienes en mente realizar?
Como pianista, en este momento dar forma a las composiciones de mi segundo disco que quisiera publicar antes del final del verano, espero con la ayuda de un buen productor. Me entusiasma la idea de crear algo nuevo y de comunicarlo a los demás. Como profesora y directora de Ad Musicam, seguir elaborando proyectos para mejorar la calidad de la enseñanza de la música en todos los niveles.

¿Qué consejo o recomendaciones darías a los que empiezan ahora a estudiar este instrumento?
Tanto si se trata de adultos como si se trata de niños o jóvenes: tocad el piano escuchándoos siempre, cantando al mismo tiempo como si fuerais parte de la música y pensad que quien os escucha tiene un privilegio único por lo que vale la pena que toquéis siempre con alegría y sentimiento.

¿Quieres añadir algo más sobre tu relación con el piano?
El piano es como una extensión de mí. Sin el piano mi vida no tendría ningún sentido. Mi familia está formada por mi marido, mis dos hijos y mi piano!