1/10/11

Un marco incomparable para conciertos y un piano especial para el mismo

Queridos amigos/as del piano:

Hoy os hablaré del Festival de Música Clásica de Peñíscola, al norte de la Comunidad Valenciana. Esta ciudad es famosa por su entrega a la cultura, contando asimismo con festivales sobre todo en época estival, dedicados al jazz, a la música barroca y antigua, al teatro clásico, al teatro familiar, al flamenco, etc...

Programas

Con sede en el Castillo del Papa Luna, con vistas al mar, se realiza en septiembre anualmente una serie de conciertos en un emplazamiento cuasi-soñado.

De acústica limpia sorprendente desde toda la sala por la inteligibilidad del discurso musical debido a un recubrimiento de la sala principal con material textil similar al ante, de textura microporosa, la cual recoge reflexiones del sonido indeseadas...

Hay que destacar la gran calidad en la selección de los músicos participantes, debido a la buena labor del director del castillo, D. Jordi Pau y de Salvador García Sorlí, director del festival, el apoyo de instituciones que propician que la entrada pueda ser libre y el trato exquisito del personal de servicio de la institución que no descuida ningún detalle.

Disponen de un piano en propiedad muy peculiar, recientemente restaurado, de la marca nipona "Atlas", construido en Hamamatsu por la compañía Tadashi. Fue en su época un duro rival de Yamaha, debido a la incorporación de la tecnología en sus procesos de diseño, contando con el apoyo de los recursos de la Shizimoka School of Acoustics y del Conservatorio de Música de Tokyo. Un piano que recuerda tonalmente modelos centroeuropeos históricos como el Sauter o Blüthner. Ha sido remozado recientemente con sabiduría por el maestro Benito Luque a quien aprovechamos para felicitar por su excelente trabajo así como su afinación perfecta.

Os dejo unas fotos de lo reseñado en la actuación de la soprano Isabel Villagar con la pianista Amparo Pous.