11/9/11

Ideas sobre memorización de obras pianísticas

Buenos días, amig@s virtuales!

Es muy importante obtener una primera imagen, fotografía o impresión de la obra a estudiar lo más clara, nítida, correcta posible. Es difícil arreglar una foto mal hecha.

Practica a cámara lenta. Practica en mímica (pon los dedos pero que no suene).

Presta mucha atención al detalle.

Básicamente memorizar es archivar en tu cerebro de todas las maneras posibles la obra, a través de todos los sentidos: tacto, ojos, oídos, sensaciones, análisis...

Analiza!

Por ejemplo, para recordar una secuencia de acordes podemos fijarnos en todo esto: mientras más lo pensemos desde más ángulos u ópticas posibles mejor lo recordaremos...

Tipo de teclas (blancas o negras) y su disposición

Nombre del acorde (do M, re Mayor)

Funciones tonales: I II

Digitación empleada: 135.245

Sensaciones kinestésicas (ojos cerrados)

Sentido ascendente

Modo, inversiones

Planos sonoros que aplico

Mímica, tocar "en mudo" (Rubinstein aprendió un concierto con un teclado "mudo" en un viaje de tren. Hay que añadir que los viajes de tren hace muchísimas décadas no eran tan rápidos :)

Tocar con una mano mientras hacemos mímica con la otra.

Escuchar el sonido que produce interiormente esos movimientos digitales siempre!

Imaginar mentalmente la obra.

Copiarla.

Escucharla en tus ratos libres.

Comenzar desde cualquier punto de la obra.

Así conseguiremos introducir en nuestro cerebro en muchas áreas neuronales la obra: por memoria acústica (auditiva), gráfica (visual), motriz (muscular), topográfica (suma de las anteriores), reflexiva (analítica) hasta hacerla total.