6/12/14

Biofeedback para pianistas

También llamada retroalimentación biológica.

Tras estas palabrejas tan raras :) hay unos principios muy sencillos: vivimos en un todo cuerpo-mente interrelacionados totalmente. Habéis oído hablar de casos de personas que pueden bajar las pulsaciones de su corazón al mínimo? Simplemente han hecho un ejercicio de tomar consciencia de unos estados de relajación casi totales que han ido induciendo mediante sus propias órdenes mentales, a veces asociadas a alguna palabra, la cual lleva a entrar más rápidamente en esos estados. Puede ser por ejemplo decirse "paz" cuando experimentemos (o queramos experimentar posteriormente de manera más rápida) un estado de máxima relajación.

El cerebro tiene control digamos subconsciente de algunas partes de nuestro organismo. A fuerza de observar (mediante aparatos eléctricos que nos hagan "ver" lo que generalmente queda oculto a nuestra percepción habitual) el cerebro crea nuevas áreas cerebrales para nuevas habilidades.

Por ejemplo, durante muchos meses (concepto clave) hice un trabajo de relajación (necesaria) y de notar las sensaciones de la punta de las yemas de mis dedos en estos momentos, sintiendo con mucha concentración (palabra clave) los microlatidos de las pulsaciones de mi sangre en esos puntos de tal manera que con el tiempo logré poder calentar mis dedos antes de las actuaciones casi en un minuto. A voluntad. Bastaba que me diera la orden interna de "calor" para que mi cerebro (antes subconsciente) mandase más riego sanguíneo a esa zona.

Probadlo, parece mágico pero es una ciencia muy antigua... Requiere constancia, paciencia, creencia en esta posibilidad y máxima concentración. El resultado merece la pena.