6/5/14

La importancia de la música en la educación de la infancia

He asistido a la presentación en Valencia del libro del profesor Joan María Martí "Cómo potenciar la inteligencia de los niños con la música", en la editorial Ma Non Troppo, colección, RobinBook, presentado por Viciano Valls, profesor de música también. Conocí antes del evento a su autor, una persona docta y de trato amable, Joan María Martí, con quién comparto, además de intereses musicales comunes el haber estudiado ambos la especialidad de educación musical de la carrera de magisterio.





Aprovecho para lamentar que ya no existan tales estudios, al contrario que en otros países, seguimos transitando una senda que nos aleja del progreso y de Europa, triste futuro el de las futuras generaciones de niñ@s que no cuenten con maestros especialistas en lo que se les enseña, si se les llega a enseñar!... con el perjuicio para su inteligencia general, cuando está demostrado científicamente que tanto coadyuva la música al desarrollo intelectual global, subiendo la nota de los alumn@s que estudiaron "con música" (no de fondo, sino como una asignatura troncal, principal) del resto de materias significativamente- así como criticar que no sea obligatoria ya como era antes a nivel nacional sino optativo dejándola al albur del criterio de los políticos cambiantes de las CC.AA... Disfruté mucho en la charla que ofreció Joan María en la que hizo hincapié en aspectos como:

-las relaciones con otras materias, plagado el libro como está de actividades prácticas, como las matemáticas (matrices, serialización...), el lenguaje (idiomas, construcción...), por poner sólo dos ejemplos (en la segunda parte del libro ofrece muchas actividades),

-la actualización científico/psicológica del profesorado: Howard Gardner y su teoría de las inteligencias múltiples,

-la importancia de su interrelación con la inteligencia emocional, así como ayuda a aumentar la autoestima,

-la música pone en funcionamiento ambos hemisferios, "uniéndolos", creando interconexiones neuronales,

-desarrollar la creatividad, la imaginación, por ejemplo realizando creaciones conjuntas, "entre todos aportamos", o con elementos nuevos o desconocidos,

-no se trata de crear genios musicales, sino de desarrollar como persona sus capacidades,

-la importancia de los padres a la hora de cantarles canciones (los primeros profesores de música;)

-los musicogramas como el de una canción famosa de Michel Teló, con tres dibujos, el cantante para el estribillo, el instrumento solista y la estrofa, representada con dos corazones; las tarjetas de gran tamaño, como los que mostró con paraguas pequeños para corcheas y grandes para negros :) o con casas con dos pisos (agudo-arriba, grave-abajo) y fichas de colores, animales, flores, frutos creados por ellos...

-análisis, evocación, concentración, memorización, coordinación, respiración, relajación, organización, responsabilidad, esfuerzo y tesón... Funciones ejecutivas, programar... Tantos elementos en juego en la música que sería un craso error despreciar todos sus beneficios y aplicaciones!

Sólo había que ver las caras de los asistentes, sonrientes y relajadas, seres participativos y abiertos, al final de la charla tras haber realizado unos juegos rítmicos corporales imitativos o el propio musicograma sobre un tema de Dover...

Todos estos temas y otros son referidos en el libro "Cómo potenciar la inteligencia de los niños con la música" de Joan María Martí, que he leído con fruición y os recomiendo sin tapujos. Imaginad un mundo sin música, una radio sin musica, un mundo visual sin sonidos, no se puede descuidar la formación en un canal, el auditivo, tan básico, tanto o más para nuestra cultura como la visión!