28/7/16

Cómo ganarse la vida con la música


Es el título de la reciente publicación de Redbook, en su sello Ma non troppo, de la colección Taller de Música, con el subtítulo "Todas las técnicas y estrategias de marketing y promoción para alcanzar el éxito". Escrito por el músico, periodista y productor musical David Little.

Cómo ganarse la vida con la música es una guía indispensable para iniciarse en la actividad musical profesional. Está escrito en un tono muy didáctico, de manera rigurosa y muy actualizado. Explica perfectamente los roles del sector, quién es quién, quién tiene que hacer qué, quién tiene que afrontar las responsabilidades en función de los distintos modelos de actuación musical, gestión de derechos, cómo elaborar la documentación necesaria para presentar a programadores, periodistas, discográficas, etcétera.

Este manual te ayudará a entender aspectos de la realidad del mercado musical, cómo promocionar la música de tu propuesta. Se centra específicamente en el llamado "entorno online" pero no cesa de indicar que lo realmente efectivo es el trato personal, el cara a cara o la recomendación de un tercero, por lo tanto las habilidades sociales, la capacidad de comunicación, en suma, la inteligencia emocional y saber expresarse verbalmente de manera eficiente en aras de ser capaz de obtener tu objetivo musical (un contrato, un concierto, una entrevista en un medio, etcétera) devienen fundamentales. 

Ese entorno "offline" es crucial, así que no esperes sentado en tu casa pensando que sólo siendo un músico mejor es suficiente para que te llamen a tocar. Muchas veces, esta especie de "aislacionismo" de algunos músicos les puede inducir a sobrevalorar su producto y, lo que es peor, menospreciar el ajeno indiscriminadamente. David Little observa una cierta tendencia de apertura de los músicos de los conservatorios hacia la realidad, de modo que resaltan aquellos músicos que se libran de ciertas rigideces, adaptándose, flexibilizando su mentalidad y eliminando ciertas autoliminationes y clichés, tendrán más oportunidades de desarrollarse profesionalmente. 

El texto será de gran utilidad no sólo para músicos sino también para estudiantes de música ya que afronta la temática desde distintos ángulos: el autor como compositor, como intérprete (porque se perciben derechos diferentes), ofreciendo herramientas para gestionar de manera autónoma (mientras no puedas externalizarlo en otros profesionales) su carrera (lo que llamé de manera divertida hace años el modelo http: "haz tú tu pedido" :) Trata singularmente el grueso de la industria (el ochenta por ciento de los ingresos reales proceden de los conciertos), la contratación de estos, los circuitos de música en directo en función de los estilos, desgranando sus particularidades. 

En Cómo ganarse la vida con la música aprenderás a relacionarte con términos y conceptos como los A&R, las sincronizaciones, la protección de la autoría de las obras, las licencias... No olvida la docencia, el merchandising, los patrocinios... Ofrece las pocas alternativas realistas a la lacra, desde mi punto de vista, de "tocar gratis" explicando por qué un músico no debe tocar sin remuneración a cambio de promoción.

Si no se cuenta con un mínimo de presupuesto es difícil alcanzar tu público objetivo en un mercado que se caracteriza por la saturación de propuestas, por ello, destacar en un océano inmenso es difícil. No olvidemos que los principales beneficiarios de internet son las compañías de teléfono a las que les pagamos una cuota mensual independientemente de los contenidos que consumamos (cuyos autores, músicos en una parte mayoritaria, aportan sus obras masivamente pero no reciben una contraprestación justa por el mismo) y grandes actores como Facebook (del cual describe algunos aspectos de su funcionamiento, como que si no le pagas sólo llegas al uno por ciento de tu propia audiencia en las páginas de fans), Twitter, Youtube, Instagram, Spotify... están plenamente caracterizados y explicado su mecanismo.

Dedica un capítulo completo a la identificación y trato con los líderes de opinión musicales, cómo pueden potenciar el desarrollo de las carreras de los músicos. Me llamó mucho la atención también el énfasis que hace Cómo ganarse la vida con la música en la falta de formalidad de algunos agentes del sector musical, síntoma de una falta de profesionalización debido a la falta de regularización de la formación de estos perfiles. El hecho de que el sistema educativo no responda plenamente a las necesidades del mundo musical favorece el intrusismo, la precariedad y la falta de rigor a la hora de que cada cual realice su labor con eficiencia, asuma sus responsabilidades y defienda sus derechos así como los del conjunto del colectivo que come gracias a la industria musical.

Incluye un apéndice con un completo listado de salas de concierto por provincias, con datos de contacto, así como de promotoras, festivales, agencias de management, medios con contenidos sobre artistas emergentes (radios, webs y revistas) y de listados online de concursos musicales. 

Más información:
David Little
Ma non troppo