25/4/15

La música (los diccionarios del arte)

Os gustan los museos? Os gusta la música? Pues éste es vuestro libro!


Hoy voy a hablaros de un libro esencial para aquellos que disfrutan con el arte pictórico. La feliz idea de conjugar música y cuadros fue de Alberto Ausoni que en la Colección "Los diccionarios del arte" de la Editorial Electa, escribió "La música" (no es lo sustancial del libro el texto, aunque es interesantísimo, pues el protagonista de cada página es un cuadro con motivos o alegorías musicales, brevemente comentados, y una introducción de cada tema)

Trescientas ochenta y cuatro páginas, apéndices incluidos (índice general, de artistas, breve glosario y créditos fotográficos), de ágil lectura o "visionado", muy interesantes pues suponen sumergirse de lleno en los misterios, el simbolismo, las intenciones de muchos artistas que tuvieron al arte de Eutherpe como inspiración.

Está distribuido en cinco bloques:
-el primero, símbolos y alegorías, sirve para conocer cómo se entendían la iconografía de cariz musical como forma de expresar ideas abstractas, como la harmonia mundi pitagórica, o el reino de Venus o la famosa Danza de la muerte, 

-el segundo, "el legado de los mitos", es un paseo por los personajes de la antigüedad clásica y sus atributos musicales; de especial interés las lecturas de Apolo, Dioniso, Pan, Sirenas y Orfeo, por supuesto, quien con su canto pudo conmover a las deidades de las tinieblas... En todos ellos ofrece el parentesco y orígenes del ser mitológico (por ejemplo, Orfeo, era hijo de la musa Calíope), fuentes e instrumentos musicales a los que se le solía asociar en la pintura, como, en este caso, la lyra, el arpa u otros instrumentos cordófonos,

-el tercero abarca temas religiosos, tan necesarios para comprender la historia de la música antigua, como los de las trompetas de Jericó, Santa Cecilia, los ángeles músicos, etc...

-el cuarto apartado temático hace referencia a la música y su interpretación, no entendida como cómo ejecutarla musicalmente hablando, sino socialmente, es decir, los contextos, como el concierto campestre, en familia, los músicos ambulantes, la música en la corte... Especialmente simpático es el llamado "concierto de animales", como el "coro de las ocas", o el concierto de pájaros, con el búho como director ;), o el grabado de Goya de Los caprichos "Bravísimo" con el mono guitarrista y el asno oyente (símbolo de la ignorancia:)

-el quinto es el más amplio y más práctico, un catálogo de instrumentos musicales y algunas de sus representaciones pictóricas más habituales, en orden de: cordófonos -aquí incluye al piano, evidentemente-, aerófonos, membranófonos y finalmente los idiófonos, tres, las campanas, las castañuelas y el birimbao o arpa de boca o judía, por los tres nombres se le conoce. De todos ofrece clasificación, origen etimológico del nombre y correspondencias léxicas en francés, inglés, italiano y alemán, así como las escogidas representaciones visuales, también en escultura. 

Me detengo un poco, por la temática de este blog, en el piano, señalando los cuadros seleccionados: Retrato de Mary Donegani (G. Boldini), Retrato de François-Adrien Boïeldieu (L.L. Boilly), Habitación en Nueva York (E. Hopper), el maravilloso Las teclas del piano (El lago) de F. Kupka, donde hay sonidos que se transforman sinestésicamente en agua o flores, Infiltración homogénea para piano de cola (J. Beuys) y Chopin's Waterloo (Arman). Hay que reseñar que a otros instrumentos sólo le dedica una página, y al nuestro siete, evidencia de la importancia que ha tenido en la historia de la música y del arte, conjuntamente.
Señalar que no concuerdo con la nota inferior izquierda de la página 244 en la que habla de los pedales del instrumento, refiriéndose a las registraciones del clave por error, como el efecto "laúd". Por lo demás es un libro muy erudito, bien documentado y certero.

En definitiva, un volumen precioso, muy recomendable tanto para músicos como amantes del arte en general. Ya no tendrán la excusa cuando vayan a una nueva exposición de ver un cuadro "sobre, de, acerca de, con"... motivos musicales y no saber "interpretarlo" correctamente, entenderlo para disfrutarlo más aún si cabe.