23/9/13

Soneto libre al piano, por Agustín Manuel Martínez


A ti me entrego yo, madera viva,
caja de sorpresas, autoproyección,
tentáculo invertido, fruta nueva,
mudo testigo del tiempo, mujer-fatal.

Ochenta y ocho rosas diferentes
(número relativo de un sistema
paralizado ya ¡y siempre creciente!),
casi cien flores de una mujer-leal

multiplicándose infinitas veces
por ellas mismas, noches y días
de espuma, de amenazantes presagios

cumplidos en su línea de devenir:
presente ya es pasado, pasado es
cualquier futuro... He aquí su jardinero.