5/9/12

Músic@s de nuestro tiempo: Mar Pallarés Domínguez


ENTREVISTA: Mar Pallarés Domínguez, 3º Pedagogia del piano Conservatorio Superior “Salvador Seguí” de Castellón.

¿Cuál es la primera experiencia que recuerdas con la música y/o el piano?

Tengo la gran suerte de pertenecer a una familia que forma una generación de pianistas: mi madre, mi hermano y finalmente yo, por lo que recuerdo ser muy pequeña y oír estudiar a mi madre, o incluso estar jugando con las muñecas debajo del piano de cola mientras ella estudiaba. También recuerdo mis primeras clases de iniciación al solfeo y al piano que me explicaba mi madre con muy temprana edad.

¿Qué personalidad musical crees que te influyó más en tu carrera?

Sin duda alguna mi madre, Mª José Domínguez y mi actual profesor Juan Carlos Cornelles. Ambos me han hecho crecer como música y como persona en distintas etapas de mi vida, a los cuales me encuentro muy agradecida.

¿Cuál era el estilo o el compositor que más te gustaba estudiar de joven?

Supongo que dentro del clasicismo el estilo romántico: Chopin, por ejemplo. De pequeña se me hacía muy pesado e incluso aburrido en ocasiones estudiar piezas del periodo clásico y barroco. Ahora, con la edad y la maduración musical, he aprendido a admirarlos y estudiarlos, y los admiro incluso más que otros periodos de composición musical.

¿En qué repertorio te sientes más a gusto en la actualidad?

Clasicismo e inicios del romanticismo: Mozart, Schubert, Beethoven.
Sin olvidar el gran Juan Sebastian Bach

Cuéntanos, por favor, alguna experiencia o anécdota que te venga a la memoria que tenga que ver con el piano (en algún curso, o concierto...)

Son muchos conciertos y audiciones después de tantos años estudiando piano: titubeos en la voz y sudor de las manos por los nervios… con estos elementos surgen muchas anécdotas, mayormente negativas, que te hacen crecer como intérprete.

¿Qué opinas de la situación actual de la enseñanza de la música?

Creo sinceramente que siguen existiendo muchos profesores con métodos anticuados e inapropiados que no hacen que el alumno disfrute del aprendizaje musical, sino más bien, hacen que le coja miedo y se conviertan en “máquinas-toca-notas”. Aunque también existe el otro extremo, profesores que han aprendido de los errores del pasado (muchas veces incluso cometidos con ellos mismo cuando eran alumnos) y tratan actualmente de renovar y transmitir gran amor hacia la música.
Se nos olvida en muchas ocasiones la importancia que un profesor marca en un niño, y más en enseñanzas no obligatorias como la música. Debe trabajar cada día para no dejar que sus alumnos capten la música de forma aburrida, mecánica y sin conexión con lo personal.

¿Cuáles son tus pianistas favoritos?

Sokolov, Richter, Hiromi Uehara, …

¿Crees que es útil a los pianistas conocer recursos sobre improvisación? ¿Por qué? ¿En qué medida crees que es necesaria la creatividad para el pianista?

Creo que es muy necesario. En realidad creo que es la verdadera demostración de que un pianista o músico en general, domina el idioma musical. La improvisación, no la entiendo como una aleatoriedad de sonidos en el piano “porque sí” o “porque me ha salido así”, sino como tomar todos los elementos de un idioma (la música) y manejarlos a tu estilo dando coherencia al mensaje. Es como el “hablar” de la música. La creatividad es necesaria dentro del área de la improvisación, pero también en la de la interpretación. Una buena interpretación la entiendo como la mezcla entre los elementos necesarios y coherentes con la partitura: dinámicas, articulación, características del estilo… junto con un toque de creatividad. Ahora bien, la creatividad en la interpretación tampoco debe suponer la renuncia de lo anterior.

¿Qué proyectos musicales tienes en mente realizar?

A corto plazo, finalizar tercero en el conservatorio superior. Este verano cursillos, trabajar con la orquesta y plantearme nuevo repertorio para el año que viene.

¿Qué consejo o recomendaciones darías a los que empiezan ahora a estudiar este instrumento?

Es un camino duro, pero vale muchísimo la pena. Que se dejen llevar y que disfruten.

¿Quieres añadir algo más sobre tu relación con el piano?
Creo sinceramente que he encontrado mi camino en la vida y soy plenamente feliz dedicándome al piano. Es un sacrificio de muchos años, pero el contacto con el público y cómo te moldea a lo largo de los años valen tanto la pena…