11/8/12

10 Predicciones que no me gustaría que se cumplieran pero tal y como gira la rueda se harán realidad

Siempre he tenido la "curiosa y rara habilidad" de ir unos diez/veinte años por delante de mi tiempo. Es muy sencillo, consiste en tener la mente abierta, la "antena parabólica conectada", no tener el paraguas cerrado, metafóricamente hablando, para así notar la lluvia que cae sobre todos nosotros cuando llueve,  por decirlo metafóricamente de otra manera, o permanecer perceptivamente sensible... Por ejemplo, entre muchos otros que podría poner, cuando nadie apostaba por internet en los centros de trabajo yo sabía en mi fuero interno, así como lo manifesté, que sería una realidad. Desde pequeño mi capacidad de extrapolación basada en el análisis del pasado y del presente me sorprendía a mí mismo. Siempre he tenido que vivir la incomprensión de muchos de los que me rodean aunque el tiempo ha acabado por darme la razón en la mayoría de los casos. Esto me da mucha satisfacción, todo lo que debo hacer es esperar un tiempo para ver hecho realidad todo lo que predigo (o adelantarme, si me dejan:) No pretendo convencer a nadie porque sé que “no hay más sordo que el que no quiere oir” y que hay una gran necesidad psicológica de que cada uno acomode la realidad a sus argumentos. Las personas necesitan saber que sus argumentos son los correctos, les cuesta mucho construirlos por eso mismo les cuesta más aún asumir que pueden estar equivocados. Paso a mostraros aquello que nos encontraremos a la vuelta de la esquina simplemente con el afán de que este conocimiento active las mentes, sirva de prevención de sufrimiento inútil y ayude a las personas que me lean -y me quieran entender- a asumir la realidad.

-Escasez de materias primas y sus consecuencias: nos han querido hacer ver que los recursos eran ilimitados y que todo el mundo podía disponer de los materiales cuánto y cómo quisieran y esto no es cierto. Lo que viene es que los materiales salvo el sol, el viento, etc... como el petróleo, el papel, etc... son limitados así que o empezamos a cambiar nuestra visión del uso de las cosas o vamos a tener que aprender a darles más uso a las mismas. Para quienes quieran adelantarse sugiero que en los centros educativos se consensúe de una manera participativa e inteligente ideas como: limitación del tamaño de letra máximo y mínimo de los documentos, uso obligatorio de ambas caras del folio, dejar de imprimir aquello que no es imprescindible (que es el 99%), regulación de la intensidad de la tinta mínima y máxima o toner, y medidas similares...

-El reciclaje por tanto no será una opción sino una obligación.

-Uso de las instalaciones compartido (mañana y tarde) para todos los centros. Mayor colaboración entre el profesorado de distintos centros.

-Tecnología para la eficiencia de los recursos. Este es un factor que acentuará las diferencias sociales pues va a producirse una mayor brecha entre aquellos que tendrán acceso a lo puntero (serán unos pocos, menos que ahora) y los que no (serán muchos más que ahora).

-Se impone proteger los sistemas educativos para que sigan siendo cohesionadores sociales, aunque vamos a asistir a lo contrario. Nos espera un muy injusto futuro mucho más caro y con menos recursos. Sólo quien pueda pagárselo podrá acceder a mayores oportunidades. (Estas predicciones no indican lo que yo deseo, ojalá me equivoque).

-La colaboración por necesidad para sobrevivir, el acuerdo, etc... en definitiva, quien no sepa relacionarse con los demás lo va a tener más difícil. Se acabó el individualismo, es el fin de ir “cada uno a lo suyo”.

-Seguirá habiendo mucho “opio para el pueblo” :) en forma de programas de chistes en televisión, y similares, mucho producto cultural “enlatado”, deporte... (es bueno que haya sentimiento de pertenencia a un grupo, lo llevamos en los genes, aunque podemos transcenderlos según nuestro nivel de desarrollo mental, pero sin engañarse, ningún deportista con el que te identifiques tanto vendrá a tu casa a compartir sus millones:).

-Música como ocio y menos como cultura. Lo que interesará a los poderosos es entretener a la gente y no hacerles pensar sobre su realidad, sus posibilidades. Tras un intenso pero relativamente breve (visto a escala macro) periodo de crítica (que deseo sea lo más intensa posible por el bien de todos) vendrá un larguísimo mar de tiempo muerto, de conformismo, de adormecimiento mental. La tercera edad (cada vez un grupo mayor) será un grupo por necesidad más activo a nivel económico.

-Tendremos que hacer acopio mental de todo aquello positivo que tengamos (familia, salud, recursos psicológicos, recursos económicos, reputación, un factor cada vez más importante en el futuro, amistades...) para seguir adelante. Nos ayudará a ver el vaso medio lleno en un entorno de escasez.

-La imaginación, la creatividad, - generar nuevas ideas, más originales, que aporten genuino valor a la colectividad, la innovación, el talento, la generosidad, la unión... serán las bases del futuro. 

Yo quiero que estas grises anticipaciones no se produzcan y voy a luchar para que mi acción infuya lo más posible en mi entorno. Si todos hacemos lo mismo es posible que al menos creemos un contexto a nuestro alrededor que nos permita ser más felices. Seguiremos viviendo en un lugar con mucho egoísmo aunque al final del proceso todos nos daremos cuenta de que esto no nos lleva a ninguna parte y nos forzará a practicar la “colaboración por egoísmo” :) es decir, para poder sostener lo que se da. ¿Cómo anticipar un cambio de marco global cuando la mayoría no tiene poder frente a una minoría que controla, dispone, etc...? Haciendo cada uno en su pequeño campo lo mejor que pueda hacer. Porque es seguro (al 99%:) que sólo al final de mi vida veré el comienzo del cambio de paradigma, el de mayor justicia social, ligera “vuelta de la tortilla”, mayor respeto a las personas y al entorno, mayor y mejor democracia... Sabemos que pensar optimistamente acerca los resultados, prededir lo positivo puede ser el factor que lo acelere y desencadene, todo parte de una idea, por eso la mía será: “ante cualquier situación voy a optar por aportar lo mejor de mí mismo”.

Ah, lo olvidaba: en septiembre comienza “la triste fiesta”!! Atentos a cómo van a empezar a disponer de tus recursos, limitándote tu derecho y tu libertad.