26/2/12

Notas sobre el montaje de obras a cuatro manos y a dos pianos

El pedal corresponde al músico de la izquierda (secondo), no suele usarse en

stacattos
silencios
grados conjuntos sobre todo a velocidades lentas, en grave y/o fuerte

Le corresponde a cada uno conocer la parte del otro, especialmente al grave para poder pedalizar de manera más clara. En caso de duda es mejor menos que más pedal (tanto en número de cambios como profundidad del pie).

Tiene que haber un acuerdo previo sobre si se realizan las dobles barras y otros signos de repetición.

Siempre en concierto debe haber continuación en caso de pérdida de uno de los componentes (se ensaya comenzando desde muchos puntos de la obra), numerar sin contar anacrusa, añadir en su caso letras de ensayo según las articulaciones (o puntos de la obra que marcan la forma, como es una articulación tu muñeca, tu codo, tu hombro, que separa y define tu mano, tu antebrazo, tu brazo...)

Premisa principal: escuchar al otro/a.

Definir los planos sonoros pues, quién tiene las voces principales, quién tiene más "interés melódico"

Cómo y quién pasa la página :)

Es imprescindible en caso de cruzamientos probar todas las opciones posibles y usar la más cómoda, como norma general.

La mano derecha del secondo y la mano izquierda del primo suelen chocar por tanto deben utilizar en lo posible más las digitaciones del 3,4 o 5 ambos que del 1, 2.

Quién hace las notas comunes si las hay? Ambos?


Acordar quién da la entrada, cómo sincronizarse al máximo en el tempo (es uno de los aspectos más importantes en los conjuntos de pianistas). En broma a veces digo que ciertas interpretaciones de cuatro manos se asemejan al sonido aleatorio de una fritura de huevos o de las palomitas de maíz en el microondas :)

Recomiendo la lectura del libro: Palmier/rigal: Le clavier bien partagé, Leduc.