28/3/17

Adolfo Núñez: Sigan su curiosidad

¿Cuál es la primera experiencia que recuerda con la música?
Creo que escuchando la radio y a mi madre tarareando a la vez la misma canción.

¿En qué momento decidió que quería ser compositor?
Cuando me topaba en las bibliotecas con partituras de bosillo de obras para orquesta, me fascinaba que aquello tan interesante que escuchaba pudiera condensarse en algo tan pequeño. Quería saber cómo se organizaba toda esa maravilla. Algún tiempo después, lo confirmé analizando el Requiem de Mozart, que me demostró que la música real era muchísimo más que lo que se podía estudiar en el conservatorio. Y la mayor impresión la tuve cuando me compré “a ciegas”, sin apenas haber escuchado la obra, la partitura de "La Consagración de la Primavera" de Stravinski.

¿Qué personalidad musical cree que le influyó más en tu carrera? 
No hay una absoluta, quizás varias como son Francisco Guerrero (el del siglo XX), Iannis Xenakis, Igor Stravinsky, Jean Claude Risset, James Tenney, Manuel de Falla, el Padre Soler, György Ligety, Pierre Schaeffer, Franz Schubert, Edgar Varèse,…

¿Cuáles son sus músicos favoritos? 
Están cambiando constantemente, porque me gusta variar la ingesta de música para no empacharme. Una buena representación serían los de la pregunta anterior pero también los hay que no son compositores “estándar” como Nino Rota, Vangelis, Enio Morricone, Narciso Yepes, Antonio Carlos Jobim, Django Reinhardt, Los Panchos, Baden Powell, Agustín Lara, Paco de Lucía, Teresa Berganza, Ella Fitzgerald, Mauricio Pollini, Joan Manuel Serrat,  Nino Bravo, Glen Miller, …

Cuéntenos, por favor, alguna experiencia o anécdota que le venga a la memoria que tenga que ver con su experiencia profesional. 
En una entrevista que me hicieron hace tiempo me pidieron por favor que contara alguna anécdota que me viniera a la memoria que tuviera que ver con mi experiencia profesional. Pero extrañamente no me acordé de ninguna, o las que recordaba me parecían muy sosas, comparadas con las chispeantes y jugosas que normalmente se suelen contar en esos casos. Aquella experiencia me sirvió para darme cuenta que tenía que abrir un cuaderno donde fuera escribiendo mis anécdotas más interesantes. Lo anoté en mi agenda pero ahora me doy cuenta que nunca repasé esa parte de la agenda.

¿Qué opina de la situación actual de los músicos y los cantantes?
Su situación en relación con la sociedad no se diferencia mucho de épocas pasadas. La posibilidad de llegar a tu audiencia depende principalmente de las compañías productoras audiovisuales. Es verdad, que gracias a Internet podemos llegar de manera inmediata a nuestro público; pero antes también, se podía actuar en la calle. La única diferencia estriba en la velocidad de reacción; ahora, si eres “viral” puedes llegar a millones de espectadores en unos días, antes quizás necesitabas meses o años. Pero al final las compañías son las que casi siempre consiguen acaparar la mayor parte de los beneficios.

¿Qué cree que debería cambiar?
Dos cosas principalmente: 1.- Que la democracia sirviera para elegir a políticos que consigan la igualdad de oportunidades para todos procurando escapar de los caciques de turno (ahora las multinacionales). 2.- Que a la gente le gustara más la música de Adolfo Núñez.

¿Qué consejo o recomendaciones daría a los que empiezan ahora a estudiar composición? 
Que sigan su curiosidad. Que comprueben por sí mismos si funcionan las reglas que les enseñan, pero que tampoco se conviertan en rebeldes sin causa, perdiendo su precioso tiempo en llevar la contraria para ser revolucionarios: es más eficaz caminar “sobre hombros de los gigantes”  y aprovechar el trabajo que ya han hecho otros, que para eso lo han dejado documentado y no se han llevado el secreto a la tumba.

¿Quieres añadir algo más sobre tu relación con la música?
Es maravilloso componerla e interpretarla pero lo mejor de todo es escucharla. Cada vez tengo más vocación de público.

Más información: