8/2/17

Greguerías sobre música, II

La campana suena a melancolía porque la toca la pesada lágrima del badajo.

Los chinos comen tocando el tambor.

El platillo es el sol de la orquesta.

El gong es un platillo viudo.

Las almejas son las castañuelas del mar.

La gaita es una especie de bota de vino musical.

Tocar la trompeta es como beber música empinando el codo.

El arma más peligrosa del cuartel es la trompeta.

¡Qué partido saca un tenor a un bostezo!



En ese preámbulo de la ópera en que los instrumentos afinan es cuando hablan entre sí en animada conversación y se quejan del director.

La jota: dos que quieren ponerse banderilla.

(Ramón Gómez de la Serna)

Enlace a primera entrega de greguerías