12/11/14

Un nuevo preludio de Debussy, con el título al final, como a él le gustaba

 Silencio. Recuerdo, nostalgia más bien
de una impresión real o imaginaria,
evocación tardía, lectura, fantasía,
riqueza de emoción sensible. Silencio.

Rayo de luz iridiscente o claro
de luna, o puerta del vino, o niña
de cabellos de lino y medieval
textura en su mirada, impresionante.

Obviaste el clásico molde siento tú
más clásico en tu esencia que un templo
dórico, rompe-acordes, acuerdo

de cuerdas y siempre atento al silencio
de rumores o susurros siseantes,
a la nada, al vacío, a lo más hondo.

(Debussy)
________