1/8/14

´Que tocar un instrumento deje de ser una competición de virtuosos´, Eulalia Solé para DLCAP

¿cuál es la primera experiencia que recuerda con la
música?

-sentarme al piano que había en casa, sin que me
llegaran los pies a los pedales, y comprender que eso
– la música- era lo que deseaba hacer…
 
¿qué personalidad musical cree que le influyó más en
su carrera?

- Varias. En primer lugar mi madre, que también era
pianista, quien me ayudó y alentó en todo momento.
Àngels Pla, la monja del colegio al que iba, -quien
aconsejó a mi madre, cuando yo tenía 7 años, que me
llevara al conservatorio para hacer seriamente la
carrera de Piano y Música. A mis profesores los podría
citar a todos, pero especialmente a mi primer profesor
Pere Vallribera, en Barcelona; Christiane Sénart, en
París; y Maria Tipo, en Florencia.
 
¿cuál era el estilo o compositor que más le gustaba
estudiar de joven?

-Mozart, Bach, Granados, los románticos y, siendo aún
muy joven, me interesé mucho por la música de la
escuela de Viena y contemporánea en general, toda la
que me gustaba.

¿en qué repertorio se siente más a gusto en la
actualidad?

-En este preciso momento de mi vida y en primer
lugar, J. S. Bach.
Aunque también me siento y siempre me he sentido
muy a gusto interpretando a Mozart, Schubert,
Schumann… y otros.
Toda la buena música me interesa y me gusta.
Simplemente ahora estoy muy centrada en Bach y
deseo continuar con él, a quien llevo en mi corazón y
casi me atrevo a decir que en mi alma.
 
Cuéntenos, por favor, alguna experiencia o anécdota
que le venga a la memoria que tenga que ver con el
piano (en algún curso, o concierto…)

-Recuerdo que siendo muy niña mi madre me llevó al
Palau de la Música a escuchar a Alicia de Larrocha, y
me quedé tan fascinada que le dije: “mamá, yo voy a
tocar aquí algún día…”
 
¿qué opina de la situación actual de la enseñanza del
piano y la música?

-Que es muy importante que se enseñe la Música de
una forma más holística, fomentando la creatividad y
siempre como expresión de lo más profundo del ser
humano.
Que tocar un instrumento deje de ser una
“competición” de virtuosos, para pasar a ser una
herramienta a través de la cual el intérprete se
convierta en el medio para hacer una ofrenda musical
hacia el auditor. Que sea siempre un acto desde la
vivencia, de dentro hacia fuera, para que nos ayude a
despertar emociones…
Ya desde la primera enseñanza se puede fomentar –y
creo que se debe- este enfoque de la música, en el
cual el niño/intérprete se plantee la música como un
arte para ofrecer, disfrutar, vivir la música,
sumergirse en ella como un actor se sumerge en el
personaje de una obra de teatro…
 
¿cuáles son sus músicos favoritos?
-Todos los que me ayudan a crecer como ser humano.
 
¿cree que es útil conocer recursos sobre
improvisación? ¿por qué?

-Utilísimo. Aunque se puede hacer de una manera
intuitiva, poseer recursos puede ayudar mucho. La
improvisación es creación, cuanto más se fomente
mejor. Y, evidentemente, los recursos nos sirven, o
debieran, para sentirnos más libres con el
instrumento/s que utilicemos para improvisar.
 
¿en qué medida cree que es necesaria la creatividad
para el pianista?

-Sumamente necesaria. Si no la ejerciéramos,
tocaríamos sin interpretar. Aunque lo que expreso
pueda parecer un poco extraño, debo decir que
establezco una diferencia muy grande entre el
pianista y el intérprete:
el pianista es aquél que toca el piano;
el gran pianista es quien lo domina y se convierte en
un “virtuoso” del instrumento;
y el gran intérprete es aquel que, dominando el
instrumento y sin necesidad de hacer ningún alarde de
ello, hace de éste (el instrumento) su herramienta
para ofrecer Música. Y la Música siempre es creación.
O también le podemos llamar “recreación” cuando
estamos ofreciendo una obra ya escrita, pero que
necesariamente hemos de interpretar y darle “vida”
para que pueda llegar a ser transmitida desde el
corazón.
 
¿qué proyectos musicales tienen en mente realizar?
-Continuar ofreciendo Música
 
¿qué consejo o recomendaciones daría a los que
empiezan ahora a estudiar el piano?

-Que se planteen el por qué lo hacen… Se puede
estudiar el piano sólo porque gusta y como “hobby”, o
se puede plantear como profesión… docencia,
interpretación en todos los ámbitos, etc.
De ser así, les planteo que lo hagan si realmente les
entusiasma y lo sienten como una “vocación”, ya que
requiere mucha dedicación, bastantes horas de vivir
en total intimidad con el instrumento, y especialmente
estar siempre en ofertorio. Es decir, estudiar para
ofrecer y hacerlo siempre desde la vivencia y una gran
libertad interior.
 
¿quiere añadir algo más sobre su relación con la
música?

-Que es maravillosa y me ha dado muchos y grandes
momentos de felicidad. Y cuando, en algún momento
he tenido que renunciar a algo por ella, he sido
recompensada con creces.

Muchas gracias.

-A ti, Eulalia! :)