27/3/14

Mi perspectiva sobre mi etapa como estudiante

Parecía que nunca terminaría los estudios. Es una carrera larga, no se puede dudar. En vez de pensar en negativo: "un año más, otro año más queda...", lo veía al revés: "bien, ya queda un año menos" :)

Mirando al pasado veo que mereció la pena. Luego os recomiendo que tengais confianza en vosotros/as mismos, que creais en lo que haceis. Y que tengais fe en vuestro profesorado, aunque a corto plazo no veais el resultado, realmente esta carrera pianística es como el cuento de la hormiguita, poquito a poquito tendréis un granero lleno de comida para cuando lleguen los malos tiempos.

Fue para mí muy motivante el hacer anualmente como mínimo un curso fuera de mis estudios académicos habituales con otros profesores de piano en diferentes lugares. Aprendes técnicas diferentes (aunque tu base con el mismo profesor esté ahí bien asentada siempre, es compatible, yo lo recomiendo a mis propios alumnos/as) de profesores/as de diferentes nacionalidades.

Igualmente fue muy interesante el hacer cursillos de otras materias, bien de las que se imparten en el conservatorio (armonía, lenguaje musical, formas, análisis, etc...) o bien oferta diferente (música moderna, informática especializada, ergonomía, marketing, luthería, afinación del piano...)

Me parece una actividad clave en mi formación el escuchar muchísimos pianistas en directo. (Así como no descuidar el escuchar otro tipo de músicos y formaciones, en diversos estilos)...

Hice todo tipo de actividades a lo largo del tiempo y eso me conviritió en un músico "no cojo": puedo improvisar, leer a vista, componer, transportar, etc... etc... No descuidéis estas importantísimas actividades ahora de jóvenes. Queréis de mayor saber sólo leer y no expresaros? Entenderíais una persona que sólo pudiese hablar de un tema? O alguien que sólo supiera una obra, la última que estudió? Tan importante es la recepción como la expresión, tanto auditiva, como vocal, como instrumental. Sed músicos integrales, globales. No meros lectores!

Insisto: aunque no veáis el resultado en un mes (el piano es así), seguid sembrando! Los resultados llegan!